Economía

PSA Vigo atrae a la empresa logística Azkar para que se instale en la fábrica

Economía

economía

PSA Vigo atrae a la empresa logística Azkar para que se instale en la fábrica

La factoría está ampliando sus instalaciones con nuevas naves para atraer proveedores al recinto y reducir costes.
photo_cameraLa factoría está ampliando sus instalaciones con nuevas naves para atraer proveedores al recinto y reducir costes.

Es el primer proveedor que logra la factoría tras la ampliación y la nave de CKD regresará a la planta de Balaídos

nnn La empresa de servicios de logística y transportes Azkar se ubicará en las próximas semanas en las instalaciones de PSA Peugeot-Citroën en Balaídos, convirtiéndose en el primer proveedor que la fábrica automovilística viguesa logra atraer desde que inició su ampliación. 
Azkar, que está situada en el Parque Tecnológico y Logístico (PTL) de Valladares, se asentará en el interior de la fábrica, concretamente en la nave de CKD (colecciones de vehículos despiezados) que la factoría va a recuperar tras varios años en el PTL. Dará servicio de logística a la empresa Simoldes, que suministra los paneles de puerta de las furgonetas Berlingo y Partner y los sedanes C-Elysée y 301 y está previsto que se instale en el interior de la factoría a partir de la próxima semana. 
Azkar fue adquirida en 2012 por la alemana Dascher, que se hizo con un 90% del capital de la compañía de la familia gallega Fernández Somoza, que conserva un 10%. El grupo alcanzó una cifra de negocio de cerca de 670 millones de euros el año pasado y emplea a 3.500 personas en España en 80 centros logísticos como el del PTL de Valladares. Precisamente en una parte de estas instalaciones de Azkar lleva tres años la nave de CKD de PSA (en régimen de alquiler) ya que en 2012 la factoría tenía la necesidad de liberar espacio en Balaídos ante la preparación para el montaje de las baterías para las furgonetas eléctricas. Ahora, la preparación de colecciones de vehículos volverá al interior de la fábrica el próximo enero, según confirmó la empresa esta semana en una reunión con el comité.
La planta automovilística inició hace uno año un proceso de transformación con una macroampliación para mejorar la logística, ahorrar costes y captar proveedores para que se instalen en el recinto. Azkar es el primero, pero hay más empresas que están interesadas en situarse en el polígono. 
PSA Vigo amplió con tres naves que suman más de 17.000 metros cuadrados y en las que Zona Franca invirtió 10 millones de euros. El centro está transformando toda la logística interna con el objetivo de reducir gastos y ser más competitivo y está construyendo nuevas naves de usos logísticos, lo que posibilitará la instalación de más compañías auxiliares. 
Este proyecto de macroampliación fue clave en la adjudicación del K9, la nueva generación de furgonetas que va a producir a partir de 2018. Ahora PSA Vigo tiene otro reto, un nuevo vehículo que le permita mantener las dos líneas de producción.n