Atlántico

CELTA

Los traspasos del Celta de Vigo este verano y el comienzo de la temporada

El Celta de Vigo ha comenzado la temporada este año con una serie de jugadores que están de vuelta en el equipo. Sin embargo, a pesar de las esperanzas que pudieran traer este puñado de jugadores de calidad de retorno al equipo vigués, al conjunto celeste le está costando acumular puntos en la tabla de La Liga. Y es que el Celta no acaba de arrancar.
El jugador del Celta de Vigo Hugo Mayo durante el partido correspondiente a la octava jornada de LaLiga Santander. Foto: EFE
El jugador del Celta de Vigo Hugo Mayo durante el partido correspondiente a la octava jornada de LaLiga Santander. Foto: EFE
Los traspasos del Celta de Vigo este verano y el comienzo de la temporada

De los primeros siete partidos que ha jugado el Celta de Vigo en lo que llevamos de temporada, el equipo ha sufrido tres derrotas y ha dejado el marcador empatado en otras tres ocasiones. Podemos conceder que su primer rival del año no fuera precisamente uno de los más fáciles de derrotar, pero aunque nadie se sorprendiera por la derrota de tres goles a uno del Celta contra el Real Madrid, el conjunto celeste ha salido perdiendo incluso contra el Granada. 

El último partido, que libraron los celestes contra el Eibar dejó a los seguidores vigueses con muy mal sabor de boca. Luego de dos tantos a cero marcados por el conjunto vasco en el estadio de Ipurua, el Celta de Vigo tuvo su gran momento de traer un poco más de equilibrio en su favor al marcador. En el minuto 92, Sergio Álvarez derribó a Iago Aspas, haciendo caer al suelo dentro del área de la portería rival. Del consiguiente penalti se encargó el delantero de la selección española con un intento fallido de tiro a lo Panenka que dejó a los seguidores del Celta tirándose de los pelos.

Sin embargo, Iago Aspas no le da demasiada importancia a la falta de goles por parte de su equipo hasta el momento en este arranque de temporada y ve con gran positividad e ilusión lo que viene a partir de ahora. El delantero natural de Moaña parece encarar con ganas el futuro cercano del club augurando unos esperanzadores meses por delante.

El año pasado los célticos se salvaron del descenso por los pelos gracias a una remontada en la tabla durante los últimos partidos de la temporada. Acabaron en el puesto 17, justo delante del Girona, que sí que sufrió la penalización correspondiente de bajar a segunda. Desde entonces el club celeste ha sufrido algunos contratiempos como la lesión en el ligamento de David Juncá durante el verano del 2019. Si el equipo vigués piensa coger fuerzas para levantarse esta temporada el club va a tener que ponerse las pilas, plantar cara a problemas como estos y hacer algo al respecto.

Pero no vale de nada llevarse las manos a la cabeza nada más haber empezado el año. No se puede dar todo por perdido a estas alturas de la película y la tabla de clasificación de La Liga, junto con lo que digan las casas de apuestas, como actualmente el equipo gallego tiene probabilidades de 1/12 en William Hill para quedarse en la primera, mostrarán por dónde va yendo el club que acaba de empezar la temporada con mala pata pero que aún tiene muchísimo tiempo para recuperar lo que ha perdido.

Los nuevos traspasos “de toda la vida”

Los celestes han vivido un auténtico fenómeno de “Operación Retorno” este verano. Jugadores como Santi Mina, Denis Suárez, Rafinha Alcântara y Pape Cheikh han regresado al club vigués esta temporada 2019-2020 y el papel de Iago Aspas en todo este proceso ha sido decisivo. El delantero asegura que colabora con la directiva del club y ayuda en todo lo que puede en cuanto a las decisiones de los traspasos, ya que se siente muy implicado en el equipo.

Rafinha, el jugador hispano-brasileño del Barça que ahora está de préstamo en el Celta estuvo ya en la temporada del 2013-2014 en el equipo vigués también de forma provisional. Mientras que jugadores como Santi Mina, venido del Valencia, en donde llevaba cuatro años, han vuelto al Celta que les crió.

Este también es el caso de Denis Suárez, que ha venido del Barcelona pero que fue canterano del Celta; uno de Vigo de toda la vida. Pape Cheikh es otro jugador que esta temporada está de préstamo, en este caso del Olympique de Lyon, y que también es del Celta Vigo de siempre; un canterano que permaneció en Vigo hasta el 2017. De esta forma, los celestes han tenido este verano un conjunto de traspasos que parecía más bien seguir la filosofía del Athletic que otra cosa.

Además de las raíces que mantienen estos nuevos traspasos en el club, el Celta se ha interesado en ellos por los excelentes resultados que han dado en los equipos de los que acaban de llegar y a los que algunos de ellos volverán tras la culminación de su préstamo el año que viene. Hasta el momento no se les ha podido ver luciendo demasiado sus habilidades y esperemos que de ahora en adelante esta calidad se haga notar en los marcadores y en la tabla de clasificación de La Liga.

En conclusión, estos nuevos traspasos representan grandes promesas para el Celta de Vigo esta temporada. Aunque no se haya notado su impacto en lo poco que llevamos del año, estamos seguros que tendrán tiempo para hacer sentir su presencia y sus habilidades sobre el campo.

Estas habilidades que aportan al club se harán patentes una vez que Santi Mina, Denis Suárez, Rafinha Alcântara y Pape Cheikh se asienten en la ciudad y se encuentren cómodos sobre el terreno de juego del estadio que pueden volver a considerar suyo. Al igual que Iago Aspas la afición tendrá que tener la esperanza puesta en estas nuevas promesas que tienen tanto en la ciudad de Vigo como en el equipo céltico su corazón y sus raíces.