Deporte local

Una grabación revela que el Levante se dejó perder en Bilbao y condenó al Celta a Segunda

Deporte local

La conversación entre el presidente del club valenciano y el jugador Descarga se refiere al último partido de Liga de la 2006-2007

Una grabación revela que el Levante se dejó perder en Bilbao y condenó al Celta a Segunda

Era la última jornada de Liga de la temporada 2006-2007. El Celta se jugaba la permanencia. Le valía con ganar al Getafe y que el Athletic no lo hiciera ante el Levante. Los celestes cumplieron, pero se consumó el descenso por la victoria bilbaína ante los valencianos. Ahora, una conversación entre el presidente del club granota, Julio Romero, y el jugador Iñaki Descarga revela que varios futbolistas recibieron una prima por dejarse perder. En la conversación, incluso se menciona que Ángel María Villar, presidente de la Federación Española de Fútbol, conocía esta operación fraudulenta.
Los trapos sucios del mundo del fútbol comienzan a salir a la luz y en esta ocasión salpican también al Celta. El equipo celeste aparece como el principal damnificado de un amaño en la última jornada de Liga de la temporada 2006-2007 en el choque entre el Athletic y el Levante en San Mamés. El conjunto entrenado por aquel entonces por Hristo Stoichkov no dependía de sí mismo para mantenerse en Primera. Debía ganar al Getafe en Balaídos, pero, además, o bien el Betis o bien el conjunto vasco tenían que pinchar en sus respectivos duelos. Los sevillanos vencieron al Racing de Santander, mientras que el los ‘leones’ hicieron lo propio ante el conjunto granate, ya salvado del descenso. Pues bien, ahora, un año y medio después de ese encuentro, una conversación entre el presidente Julio Romero y el jugador Iñaki Descarga, que fue emitida en parte por el programa Sport CV de la cadena Popular TV del Mediterráneo, revela que ese partido fue comprado por el Athletic. En dicha conversación se apunta, además, por parte de Julio Romero, que este hecho se había hecho llegar a Ángel María Villar, presidente de la Real Federación Española de Fútbol, para hacerle ver que no estaban ‘en contra de los suyos’. En la grabación, el jugador afirma: ‘ahora todos quieren la prima. Está metida en una caja fuerte. Si tú ves el partido no se puede decir que el partido esté amañado’. Además también reconoce: ‘Se lo debí decir a toda la plantilla, pero si lo hago, no se hace’, mientras que Romero replica: ‘se diga lo que se diga, nosotros tenemos que decir que fuimos a ganar el partido’. Según la grabación emitida en el programa ‘Sport CV’, Descarga pregunta al presidente levantinista en un momento dado: ‘¿porque esto lo saben arriba, en la Federación?, ¿Lo sabían ya, no? Yo creo que hasta el árbitro’. Por su parte Julio Romero explica: ‘en la Federación (Española) nos hemos encargado de que Villar lo sepa también, para decir, vamos a ver, no es que te vaya a dar nada, pero sí que, a lo mejor, le estás diciendo: cuidado con nosotros, no estamos en contra de los tuyos, no hemos ido a por ti a muerte, para que lo sepa’. El presidente levantinista incluso llega a especular con la posibilidad de qué hubiera pasado si no llegan a cumplir el ‘pacto’. ‘¿Qué pasa si rompo el pacto y voy a muerte? Primero que quedamos mal porque no hemos cumplido lo que habíamos dicho y todas esas cosas, ya tienes un enemigo para toda la vida a muerte, el Athletic ¿eh? y luego ¿qué haces si la cumples? que has quedado como un señor y te deben en realidad un favor, aunque se haya cobrado un dinero’, añade Romero. Ambos protagonistas, además, se regodean de que este supuesto apaño no se dejó notar sobre el terreno de juego: ‘Tú ves el partido y no se puede decir que está amañado. Se ve que en el segundo tiempo el equipo está cansado. Pero en el primer tiempo tuvimos ocasiones. Peor fue lo del Betis. Qué casualidad que marquen a falta de diez minutos’.

A pesar de lo elocuente de la conversación entre Iñaki Descarga y Julio Romero, el Celta prefiere ir con pies de plomo y de momento se ha abstenido de pronunciarse al respecto. Está previsto que lo haga en las próximas horas, cuando recabe más información. Si finalmente se confirma la veracidad de esta noticia, el club podría impugnar la clasificación de la campaña de 2006/2007. Los vigueses son los principales perjudicados por este este presunto amaño. Acabaron la temporada terceros por la cola, por lo que ocuparon la última plaza de descenso a Segunda División. Los separó un sólo punto del conjunto vasco, que fue el equipo que marcó las plazas de salvación. Por otra parte, el escándalo cobra mayores dimensiones por la presunta implicación de Ángel María Villar, que recientemente fue reelegido como presidente de la Federación. Este asunto, además, se une a la presunta compra del Málaga-Tenerife de la última jornada de la pasada temporada de Segunda, que salió a la luz debido a una conversación telefónica entre el ex céltico Jesuli y el presidente de la Real Sociedad, Iñaki Badiola.

Más en Deporte local
Comentarios