Una final en Balaídos ante el Athletic sin Nico Williams

El buen momento de Vicente Guaita en portería debe ser uno de los pilares del equipo hoy.
photo_camera El buen momento de Vicente Guaita en portería debe ser uno de los pilares del equipo hoy.
El Celta recibe a un Athletic mermado -sin Nico Williams- en una noche que puede ser la definitiva (22:00, Gol)

La idea es ver la visita de un mermado Athletic Club hoy a Balaídos como una gran oportunidad. De hacerlo bien, claro está. El Celta llega a la antepenúltima jornada liguera sin tener cerrada la permanencia pero con la sensación de que es cuestión de tiempo. Lo malo es que queda poco, apenas 10 días, para que la Liga toque a su fin. Hoy, el estadio vigués puede ser escenario de la salvación, aunque para ello tendría que patinar el Cádiz en Sevilla antes de que comience el duelo en Vigo.

 

 

Los cálculos. Si los gaditanos pierden, un empate daría la salvación virtual -por la gran diferencia de 12 tantos en el gol-average general- y una victoria, la matemática; si los gaditanos empatan, un empate no llegaría pero un triunfo sí para dar por cerrada la permanencia; y si los gaditanos ganan, el cierre se aplazaría, al menos, hasta la próxima jornada sea cual sea el marcador en Balaídos.

Todo claro. Ahora, las dudas. La principal es qué Athletic Club pasará hoy por Balaídos, si el poderoso que ha ganado la Copa del Rey y ha peleado hasta casi el final por una plaza en Liga de Campeones o si el equipo ya con los deberes hechos y más acostumbrado en las últimas semanas a festejar y a despedir que a competir. De entrada, tras el entrenamiento vespertino de ayer se cayeron de la convocatoria bilbaína Iker Muniain y, sobre todo, Nico Williams. Sobre todo porque el joven extremo es, sin duda, el mayor peligro del ataque del conjunto de Ernesto Valverde. Obviamente, hay otros futbolistas de nivel, pero no son la actual estrella del bloque vasco. Además, se suman las ausencias ya conocidas con anterioridad de Oihan Sancet, Gorka Guruzeta y Yuri Berchiche, este último por sanción. Pese a las recuperaciones de los centrales Yeray Álvarez y Aitor Paredes y del centrocampista Iñigo Ruiz de Galarreta, la ocasión para el Celta la pintan calva. Sea cual sea la actitud de los que sí estarán.

Por aquello de la piel del oso y de su venta, el Celta quiere centrarse en lo propio. Claudio Giráldez, técnico celeste, dispone de todos los futbolistas salvo los lesionados Joseph Aidoo y Mihailo Ristic y se quiere tomar su tiempo para decidir. De entrada, todos van a ir concentrados al hotel y será allí donde haga los descartes y, promete, elija el once inicial de manera definitiva.

Con tres partidos en una semana, el físico es importante pero en absoluto determinante. Nadie apunta a un agotamiento físico o mental. Por poder, hasta podrían repetir los mismos once que en el Metropolitano el pasado domingo, aunque nadie espera de Giráldez que se repita a sí mismo. Guaita, Mingueza, Jailson, Beltrán, Aspas, Larsen, Hugo Álvarez… Nombres que apuntan a seguir siendo fijos. Manquillo, Carlos Domínguez, Damián y Bamba, nombres que apuntan a acompañarlos.

Te puede interesar