Atlántico

VERANO

Dos caminos llevan a Redondela

La localidad se convierte en una parada obligada para los peregrinos de dos rutas del Camino Portugués

Dos caminos llevan a Redondela

nnn En lo que va de año han llegado a Santiago de Compostela casi 140.000 peregrinos, de los que de los que 26.065 han escogido el Camino Portugués como itinerario para ver al Apóstol. Redondela es el punto de encuentro de dos de las variantes del Camino Portugués, el de la costa y el central. El Camino costero suele comenzar en Porto, y continúa por Póvoa de Varzim, Viana do Castelo, Caminha, Mougás(Oia), Ramallosa y Vigo, para confluir en Redondela con la otra ruta. Es el único itinerario del Camino de Santiago que pasa por la urbe más poblada de Galicia. 
La ruta central tiene también como punto de salida habitual la segunda ciudad de Portugal pero continúa por Barcelos, Ponte da Lima,Tui y O Porriño hasta llegar a Redondela.  
En la Praza Ribadavia se encuentra el albergue público de Redondela, Casa da Torre. En el antiguo pazo es raro el día en el que no se cuelgue el cartel de "completo". Los peregrinos van cubriendo las 42 plazas que ofrece por orden de llegada, por eso en el camino madrugar tiene premio, y más de uno, porque empezar la jornada temprano también ayuda a librase del calor de las horas centrales del día.
A cinco minutos a pie del hospedaje público, en la calle donde antiguamente se vendía la hierba en verano tras las cosechas, se ubica otro de los albergues de Redondela, A Casa da Herba. Paulo, dueño del establecimiento, cuenta que al ser un complejo privado permiten llamar con antelación para guardar una cama, pero durante el día, y mientras no se cubran las 34 plazas, el orden de llegada también cuenta. Pilar y Magdalena llegaron antes de comer a Redondela por el Camino Portugúes central. Empezaron su etapa en O Porriño a las 6:30 de la mañana para evitar las horas más agresivas del Sol, y esperaron a que A Casa da Herba abriera sus puertas. Comenzaron su camino en Valença do Minho, y cuenta que hicieron unas amigas uruguayas, "las peregrinas locas" que se atrevieron a hacer la ruta con las altas temperaturas de este verano como ellas, aseguran entre risas las caminantes. 
Rosa regenta el albergue Rosa D´Abreu. Es el más íntimo de todos con 6 plazas, que siempre suele cubrir. En el establecimiento acogen a peregrinos de diversas procedencias y Rosa, tras recomendarle un buen restaurante para comer, les sugiere alguna actividad para hacer en la localidad. En verano, cuenta Rosa, el destino más habitual de las excursiones vespertinas de los peregrinos es la playa.
Los restaurantes y los albergues son los más beneficiados con la confluencia de caminos en Redondela, una localidad que cada vez se llena más de mochilas y bastones. n