El monoplaza de la UVigo se exhibe en Rosalía de Castro