Incautos

Hay costumbres ancestrales que son, sino inocuas, al menos no tan dañinas como cuando se desvirtúan y, al masificarse, se convierten en un grave peligro para la salud de quienes se creen a pies juntillas los argumentos de los charlatanes o de los chamanes de turno, que siempre tiene algún interés económico. En EE UU se ha puesto de moda tomar agua ‘cruda’. En mucha partes de España siempre se ha consumido agua sin tratar, y es frecuente ver colas de gente con garrafas en determinados manantiales o fuentes bien señalizadas como agua potable. Cosa distinta es coger el agua cruda de cualquier parte y exponerse a una buena infección. Igual ocurre con la leche cruda consumida recién salida de las ubres sin ser sometida a ninguno de los procesos de esterilización que han servido para erradicar prácticamente las infecciones relacionadas con ese consumo. Jugar con la salud por una moda irresponsable es cosa de incautos.