Imagen de España

Imagen de España

Dentro de dos meses y medio romperemos España desgajándonos de ella!, gritan por múltiples bocinas los separatistas catalanes, pero para su desesperación nadie los escucha y, al contrario, crece el prestigio internacional del país según los baremos que miden ese valor que se atrae crecimiento, inversión y riqueza.
 El secesionismo no influye para nada en la vida cotidiana fuera de Cataluña, en la bolsa, en los mercados internacionales, las importaciones y exportaciones, el turismo, en la política exterior, o en la UE, que solo recuerda que quien se separe dejará al club europeo: adventencia a Puigdemont y a sus molestos e irritantes cláxones.
 Hace cinco años se creó un organismo llamado “Marca España” (marcaespaña.es) formado por entidades públicas y privadas para mejorar y difundir la imagen de España exteriormente como conjunto económico, social, histórico y cultural, en el que también participan sus autonomías
 Desde entonces, y coincidiendo con la mejoría económica plasmada en el crecimiento, en las exportaciones o el turismo, España ha subido en las clasificaciones internacionales del valor y prestigio, tanto de país como sus bienes, ofertas e incluso sus ciudadanos.
 Como ejemplo está el último y reconocido informe Country RepTrak, del Reputation Institute, que estudia la notoriedad de los 55 países con mayor PIB del mundo: España aparece como decimotercero, por delante de Gran Bretaña, Alemania, Francia e Italia.
 Se cuenta el aprecio internacional al país, su atractivo, que es un intangible aparte de los valores económicos; desde hace un año España subió cuatro puestos, situación que aporta a la economía 37.224 millones de euros.
 Los expertos en imagen aseguran que la visita de los reyes Felipe VI y Letizia al Reino Unido y su próxima agenda internacional contribuirán a esta creciente mejora de la percepción de España.