Ante los desafíos, firmeza!

Ante los desafíos, firmeza!

Sinceramente no tengo ni idea de lo que podrá acontecer,supuestamente mañana ,en la virtual investidura del President de Parlamento catalán. No sé si el candidato estará o no,ni siquiera quién será al final . Si entrara en el parlamento en el maletero de un coche ,o por los túneles del alcantarillado ,o aparecerá a semejanza e imagen de la aurora boreal. Y es que, visto lo visto hasta la fecha, pues como que los acontecimientos más estrambóticos que la imaginación más despierta pueda imaginar pueden verse hechos realidad.
Pero lo que sí espero, de aquellos que tienen la responsabilidad, es firmeza ante los continuos desafíos independentistas de los que quieren romper España. De los que quieren fragmentar la convivencia. De los que quieren únicamente dividir y destruir y aunque eso derive en su propia autodestrucción. Firmeza ante los Puigdemont que pasean sus miserias por Europa provocando únicamente vergüenza ajena y desprestigio a todos. Y digo esto porque hasta la fecha todo lo acontecido ha sido un despropósito total en la gestión de tan patéticos acontecimientos;
Y claro que hay que dialogar, sin diálogos no hay acuerdos, pero desde el marco de la legalidad vigente. Y desde ese marco constitucional solucionar el grave problema que nos preocupa a todos. Pero una vez más ,con firmeza, y no confundiendo a los españoles presentando recursos ante el Tribunal Constitucional que después desacredita el Consejo de Estado,aunque no sea vinculante. Así no,que ya está bien que este Ejecutivo de la nación, con todos los medios a su alcance,siga cometiendo error tras error.
Pero no sólo debe preocuparnos el devenir de una errática Cataluña que a día de hoy está en el limbo económico y social más absoluto ya que los problemas existen en toda España. Y ahí tenemos a nuestros mayores de 65 años que, no es que ya no lleguen a fin de mes, sino que muchos de ellos rozan la pobreza. Y nuestras fuerzas del orden público, y sus justas reivindicaciones de igualdad salarial con las policías autonómicas. Y el clamor de la sociedad que defiende, y que comparto plenamente , una sanidad pública con recursos humanos, económicos y materiales para la correcta atención al paciente.
Por contra, una corrupción política que mana a borbotones en los juzgados que ya no dan abasto, pero con una importante novedad, con sus actores secundarios (los principales irán saliendo a escena en breve ), tirando de la manta y que cada mástil aguante su vela .Ya era hora de hacer limpieza de verdad.
En definitiva, este país no va tan bien, porque si lo fuera, la sociedad no se estaría echando a la calle nuevamente, reclamando su calidad de vida perdida en gran parte en la última década y espoleada por errores de gobernantes,- y los palmeros de estos-, más preocupados de otras cosillas (como las mordidas) que de dar soluciones a los problemas de la gente. ¿La clave? Pues lo tengo muy claro, recuperar la clase media de este país, bajando los impuestos y creando empleo de calidad y estable.
Todas estas "señales" que flotan en este ambiente ,me lleva a decir que estamos nuevamente en las puertas de un nuevo cambio de ciclo, sobre todo en lo político y social, aunque también en lo económico. Lo iremos viendo y lo iremos analizando. Y sobre intentando extraer lo positivo para la sociedad.