OPERACIÓN PATOS

Caballero mantiene el apoyo a sus 2 concejales "registrados"

David Regades y Ángel Rivas siguen con respaldo del alcalde tras la "visita" de la Policía

El despacho de Regades, de Vías y Obras, el martes en el registro.
El despacho de Regades, de Vías y Obras, el martes en el registro.
Caballero mantiene el apoyo a sus 2 concejales "registrados"

nnn  Abel Caballero mantiene aparentemente su total confianza en los dos concejales cuyos despachos fueron registrados durante nueve horas, ambos en la planta segunda del consistorio. Se trata de David Regades y Ángel Rivas, responsables de Vías y Obras, Limpieza y Jardines, los departamentos que fueron investigados a fondo por la Policía Judicial, que se llevó una montaña de documentos para su examen por el Juzgado de Instrucción número 7. 
Ayer Regades recuperó sus funciones -había estado el día anterior en Madrid en una visita- y no sólo eso, sino que también fue designado por el alcalde como su interlocutor en la negociación abierta con el PP para pactar los presupuestos municipales. Un encargo que confirma plenamente que sigue con la confianza de su "jefe" directo. Incluso el Partido Popular se mostró sorprendido por que fuera David Regades y no Raquel Díaz, la concejala de Hacienda, el designado por el regidor, lo que se entendió como un gesto claro de respaldo al edil. 
En cuanto a Ángel Rivas, se puede decir casi lo mismo sobre la confianza depositada por Caballero sobre este concejal, que también es su brazo armado en la dirección local del PSOE. La prueba la ofreció cuando se conoció que su empresa, Valle Miñor, era la adjudicataria del suministro de hormigón en las calles que a su vez había adjudicado el ayuntamiento para su humanización. Entre otras firmas, Eiriña, ahora foco de la investigación, fue una de las más beneficiadas por tan sorprendente práctica.

SIN ANUNCIARLO
Por su parte, Caballero decidió finalmente y sin anunciarlo previamente mantener su comparecencia diaria, que no había incluido el día anterior en su agenda, como siempre hace, lo que había sido muy llamativo y comentado, incluso por la oposición municipal. El alcalde citó a los medios y fue muy breve : se limitó a remitirse a sus declaraciones del martes en cuanto a que habrá "máxima cooperación y transparencia" por parte del gobierno municipal, y sólo agregó que "el funcionamiento" de la Corporación hoy -por ayer- "es como siempre". 
De hecho, los seis ayuntamientos gallegos registrados el martes en el marco de la Operación Patos, que investiga irregularidades en la adjudicación de contratos públicos, recuperaron una cierta normalidad en la jornada del miércoles, en la que no recibieron nuevas visitas de la Policía Nacional. 
Se trata de Santiago, Ourense, Pontevedra, Vigo y las localidades pontevedresas de Nigrán y Ponteareas, en cuyas dependencias se personaron el martes agentes de la Policía Nacional por orden de la titular del juzgado de instrucción número 7 de Vigo, María del Carmen García Campos, para recabar documentación relacionada con adjudicaciones de obras y servicios. 
Asimismo, los policías registraron o pidieron documentación en la Delegación de la Xunta en Vigo, la Diputación de Pontevedra y las oficinas del Consorcio Casco Vello de Vigo y de la Autoridad Portuaria. Durante la mañana de este pasado miércoles tampoco han recibido nuevas personaciones desde los distintos organismos. n