Operación bikini con salud

Luisa Nóvoa: ¿Con la llegada del buen tiempo me entran las prisas por perder esos kilos de más. Algún consejo clave para empezar? 
 

Operación bikini con salud

El primer consejo para empezar una dieta de adelgazamiento saludable será precisamente apartar las prisas de tu operación biquini. Y es que la presión por conseguir resultados muy rápidos  en la báscula no sólo dificultarán tus planes, sino que podrían ocasionarte problemas de salud.  

Concentra toda tu motivación y constancia en establecer pautas realistas en tiempo, que faciliten la evolución hacia una nueva forma de comer más consciente y adaptada a ti.

Para ello es imprescindible repartir en pequeños logros, o establecer objetivos parciales para llegar al objetivo final de pérdida de peso. Pero ten en cuenta que esto lleva su tiempo. Los hábitos y costumbres alimentarias están fuertemente arraigados en la vida adulta, un período de adaptación y entrenamiento resulta necesario para “resetear” a un modelo de alimentación más sano y adecuado a nuestros requerimientos. 

Lo ideal e indudablemente efectivo es realizar un plan personalizado, avalado siempre por un profesional de la nutrición y la salud,  (y no me refiero a alguien que haya hecho cursos o simples  capacitaciones). Confía en un sanitario experto, que además de configurar tu dieta, evalúe el progreso de la corrección  energética que puedas necesitar para restar esos kilos de más.  

Aplícate a la alimentación inteligente y toma nota de los puntos clave: 

1.-Hidrátate, mejor con agua. El agua tiene un papel importante en la reducción de la ingesta energética y en el aprovechamiento de los nutrientes. 

2.-Pon en práctica el desayuno. Las proteínas del  desayuno disminuyen las probabilidades de consumir bollería o pasteles ricos en grasa a media mañana.

3.- Se rigurosa con las cantidades indicadas por tu nutricionista. El aprendizaje de tus porciones y medidas prácticas será fundamental. Sustituye cantidad por calidad!

4.- No te saltes ni comidas ni platos del menú. El orden y la combinación de los alimentos en un régimen personalizado atiende a un mejor aprovechamiento energético y de ciertos nutrientes (hierro, calcio, ácidos grasos omega 3 y omega 6).

5.-Elige bien los hidratos de carbono, apuesta por productos integrales y de calidad. Serán la fuente principal de energía y fibra. Granos enteros, frutas, verduras y legumbres formarán primeros platos y guarniciones. Aprovecha las sesiones de control y seguimiento para entrenarte en la elección y conocimiento de estos tipos de alimentos. 

6.- ¡Actualízate en cocina! Talleres de dietética, cursos de cocina, showcookings y blogs especializados son una forma entretenida de descubrir preparaciones culinarias saludables, sencillas y  rápidas para para preparar las proteínas magras del menú. 

Ponte manos a la obra y recuerda que tu voluntad y unas recomendaciones profesionales y adecuadas te ayudarán a conseguir el objetivo sin poner en riesgo tu salud.   

Envíe sus consultas a:  tunutricionista@marisolopez.es