MOTOR

Aumentan las dudas al comprar un coche

Las incertidumbres en torno a los combustibles fósiles dificultan la elección de vehículo

Entre las opciones a los combustibles tradicionales destacan los propulsados por gas.
Entre las opciones a los combustibles tradicionales destacan los propulsados por gas.
Aumentan las dudas al comprar un coche

Las noticias acerca de los combustibles tradicionales y las diferentes restricciones al tráfico en algunas ciudades están sembrando muchas dudas entre los conductores a la hora de elegir que vehículo y de qué tipo de combustible comprar. ADL Automotive, empresa líder global en soluciones de movilidad, ha realizado un listado de consejos para facilitar la elección por parte del comprador, teniendo en cuenta las necesidades de cada uno y en función de la relación gasto-eficiencia-consumo.

El diésel es el mejor aliado en casos de grandes recorridos con frecuencia. Si se realizan más de 20.000 km anuales en carretera es el más indicado para vehículos comerciales, SUV y monovolúmenes.

La gasolina es el combustible más indicado si el kilometraje anual no supera los 10.000 km, y con trayectos cortos, ya que el precio de los vehículos es inferior a los diésel.

Los vehículos híbridos son los más indicados para el uso interurbano, al disponer de etiqueta ECO, teniendo en contra el alto precio de estos, sobre todos en los híbridos enchufables, así como su limitada autonomía eléctrica.

Los eléctricos son los más recomendables para trayectos cortos interurbanos, siempre que se disponga de un punto de recarga, siendo por el momento unos vehículos con un alto precio de compra.
El GNC (gas natural comprimido) y el GLP (gas licuado a presión), asociados a un motor gasolina, son los más óptimos para cualquier tipo recorrido, tanto en ciudad como carretera, cuentan con etiqueta ECO y una gran autonomía.