MUNDO

La represión no impide que la oposición venezolana proteste

Los antichavistas volvieron a marchar en Caracas a pesar de los tres fallecidos del miércoles

Manifestantes opositores y la Guardia Nacional se enfrentan en las calles de Caracas.
Manifestantes opositores y la Guardia Nacional se enfrentan en las calles de Caracas.
La represión no impide que la oposición venezolana proteste

nnn  La oposición venezolana se congregó por segunda jornada consecutiva en varios puntos de Caracas para intentar nuevamente marchar hacia la Defensoría del Pueblo, en el centro de la capital, tras la jornada de protestas del miércoles que dejó tres fallecidos, varios heridos y más de 500 detenidos. "Nuevamente el grito de los venezolanos se sentirá a lo largo y ancho del país exigiendo democracia", señaló la alianza opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD) en la red social Twitter, en la que compartieron un gráfico con los 26 puntos desde donde se salían por segundo día los manifestantes en Caracas.
La plataforma opositora llamó a los ciudadanos a concentrarse en los 23 estados de la nación petrolera para continuar las protestas ante lo que consideran un "golpe de Estado" y "una ruptura del orden constitucional". Por su parte, el gobernador de Miranda y excandidato presidencial Henrique Capriles anunció en Twitter que las movilizaciones piden "elecciones libres, respeto al Parlamento, así como la apertura de un canal humanitario para que ingresen al país alimentos y medicinas que escasean".
El líder opositor indicó que las protestas buscan la liberación de los políticos encarcelados y que no haya más inhabilitaciones a dirigentes como la que le fue aplicada a él durante 15 años para ejercer cargos públicos, por dictamen de la Contraloría del país caribeño. Capriles pidió a las empresas e instituciones "colaborar" para que los ciudadanos "puedan ausentarse de su actividad laboral o académica" para participar en estas protestas y "defender la Constitución".

víctimas confirmadas
Al menos tres personas murieron, 62 resultaron heridas y 312 fueron detenidas en las protestas registradas el miércoles en el Área Metropolitana de Caracas y en 14 estados del país, confirmó la Fiscalía venezolana.
La Fiscalía mediante un comunicado lamentó la muerte de Andreina Ramírez Gómez de 23 años, quien falleció al recibir un disparo cuando transitaba por un lugar cercano a una concentración opositora en el estado Táchira (suroeste), y la del adolescente Carlos José Moreno, de 17 años, que recibió un disparo en la cabeza cuando pasaba por el lugar de una de las concentraciones en Caracas. Los detenidos serán puestos a disposición judicial en las próximas horas, dijo la Fiscalía, que además resaltó que desde la institución son garantes de la legalidad y que ratifican su "compromiso de hacer justicia".
Además, nn militar venezolano murió víctima de un francotirador en medio de una protesta antigubernamental que se tornó violenta en San Antonio de los Altos, localidad del estado de Miranda, cercano a Caracas. El sargento segundo de la Guardia Nacional Bolivariana Neomar San Clemente Barrios fue asesinado por un francotirador 
Además, resultó herido de bala el coronel Juan Carlos Arias.

La ONU pide reactivar el diálogo y EEUU exige libertad de expresión

La ONU expresó su preocupación por las protestas que se están registrando en Venezuela e hizo un llamamiento al Gobierno de Caracas y a la oposición para que se comprometan a reactivar el diálogo político. "Pedimos gestos concretos de todas las partes para reducir la polarización y crear las condiciones necesarias para enfrentar los desafíos del país en beneficio del pueblo venezolano", afirmó Stéphane Dujarric, portavoz del secretario general de la ONU, António Guterres, al leer un comunicado en la rueda de prensa diaria que ofrece en la sede neoyorquina de Naciones Unidas.
En la nota, se manifiesta "preocupación" por "los últimos acontecimientos en Venezuela" y se urge a que se hagan todos los esfuerzos para "reducir las tensiones y evitar nuevos enfrentamientos". "Hacemos un llamamiento al Gobierno de Venezuela y a la oposición para que se comprometan sinceramente a reactivar los esfuerzos de diálogo", sostiene el texto.
Una preocupación que reconció abiertamente también la embajadora de EEUU ante la ONU, Nikki Haley, que subrayó la importancia de que los venezolanos puedan expresarse libremente y advirtió del riesgo de conflicto que se genera cuando un gobierno trata de silenciar a sus ciudadanos.
"Estamos muy preocupados por Venezuela", dijo Haley en respuesta a preguntas de los periodistas sobre la situación en el país latinoamericano. Según aseguró, Estados Unidos quiere asegurarse de que las autoridades venezolanas "prestan atención a su Constitución" y "permiten que la gente hable".n