MAR

Consumidores jóvenes y jubilados preocupan a la industria conservera

Sector extractivo y transformador de todo el mundo se dio cita ayer en Vigo en la VIII Conferencia Mundial del Atún

Santiago Novoa, Rosa Quintana, Miguel Santalices, Núñez Feijóo, Escurís, Abel Caballero, López Asenjo y Vieites.
Santiago Novoa, Rosa Quintana, Miguel Santalices, Núñez Feijóo, Escurís, Abel Caballero, López Asenjo y Vieites.
Consumidores jóvenes y jubilados preocupan a la industria conservera

 Los productores de conservas de atún mostraron ayer en Vigo su preocupación por el futuro de los mercados jóvenes y de las personas jubiladas, a lo largo de las jornadas de la octava Conferencia Mundial del Atún, que se celebra en la ciudad ayer y hoy.
Juan Corrales Garavilla, consejero delegado de Conservas Garavilla, destacó en su intervención en el foro que en la próxima década el 25% de la población española serán pensionistas, "con una capacidad de compra limitada", por lo que para la industria "será muy complicado mantener los volúmenes actuales". Del mismo modo, Alberto Encinas, director general del Grupo Calvo, señaló que los millenials (generación comprendida entre finales de 1980 y el año 2000) se fijan más en el precio porque han vivido la crisis y aprendido a controlar mejor sus gastos. La combinación de ambos factores preocupa a los conserveros, que temen no poder ser ya más competitivos, pues en muchas ocasiones la conserva de atún "se vende a pérdida", tal y como demostró Juan Luis Alonso Escurís, director de operaciones de Jealsa-Rianxeira, mostrando folletos de supermercados en los que se ofertan packs de tres latas de atún a un precio de 0,99 céntimos. "Ya somos competitivos", resumía retóricamente Escurís ante la pregunta de cómo competir en el mercado europeo.

Inauguración oficial
La conferencia fue inaugurada por el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, y contó con la presencia del alcalde Abel Caballero.
El presidente gallego destacó el plan estratégico autonómico de la conserva elaborado con la colaboración de esta industria y recordó que el texto recoge "una apuesta por la orientación de los productos de alta calidad hacia los mercados gourmet, por la búsqueda de valor añadido para los subproductos de la pesca y los descartes, y un refuerzo de la promoción".
Abel Caballero por su parte incidió en que el de ayer era "una reunión de la mayor importancia" al confluir "personalidades de tantos países" tanto "políticos como investigadores". Recordó Caballero la querencia del mar por parte de Vigo, "ciudad que nació de la pesca" y señaló la importancia de hablar de la pesca, la industria y de los consumidores porque "al final de la cadena están los ciudadanos".
El presidente de Anfaco, Jesús M. Alonso Escurís, realizó durante su intervención una "llamada de atención sobre una mejor aplicación de los controles de las leyes existentes" y ha demandado una "vigilancia exhaustiva" para evitar "la sobreexplotación que algunos intentan hacer de los océanos impunemente".