MAR

La armadora ignora por qué falló la baliza de seguridad del "Senefand I"

Salvamento Marítimo asegura que no recibió señal y deriva la responsabilidad en sus homólogos senegaleses

El Grupo Profand es el tercero del sector alimentario a nivel estatal y tiene ubicadas sus oficinas centrales en las Torres Ifer, en García Barbón.
El Grupo Profand es el tercero del sector alimentario a nivel estatal y tiene ubicadas sus oficinas centrales en las Torres Ifer, en García Barbón.
La armadora ignora por qué falló la baliza de seguridad del "Senefand I"

n n nLa radiobaliza de emergencia del "Senefand I" no funcionó durante el hundimiento del buque arrastrero, según informaron tanto la armadora como la conselleira do Mar. La empresa desconoce los motivos por los cuales este sistema, que es automático, no emitió la señal de localización a salvamento. "Hasta que no se encuentre el barco desconoceremos lo motivos", señalan fuentes de la armadora, Grupo Profand. La activación de este sistema de seguridad es clave para poder localizar los náufragos y el buque en la mayor brevedad posible.
Fuentes de Salvamento Marítimo de España señalan que no recibieron ninguna señal de radiobaliza y derivan su responsabilidad a sus homólogos senegaleses porque el buque arrastrero tenía bandera, y matrícula, del país africano. "Nosotros recibimos la primera llamada informando del hundimiento de la empresa", concluyen desde el organismo dependiente del Ministerio de Fomento.
El operativo de búsqueda de los tres tripulantes aún desaparecidos continuó toda la jornada de ayer sin reportar novedades, según informaron fuentes de la empresa a lo largo de la jornada. Por la mañana se reincorporaron los servicios aéreos, incluido un avión contratado por la empresa, que no lograron señales ni de Vicente Pazos, patrón natural de Marín, ni de los dos marineros senegaleses. Por la noche los buques continuarán las labores en la zona que, se supone, naufragó el barco.
El dispositivo de búsqueda está formado por diversos buques pesqueros y mercantes de otras armadoras, Pereira y Vieira, así como una patrullera de la Guardia Civil y helicóptero de la Policía Nacional españoles; una patrullera y un avión de la Armada Francesa; fuerzas de Salvamento Marítimo senegalés y la avioneta fletada por la armadora.
La Cooperativa de Armadores de Vigo (ARVI) mantuvo una reunión con la empresa en la que se ofreció para ayudarla en toda la gestión que hiciera falta. Javier Touza señala que hay "solidaridad total" y quita hierro al no funcionamiento de la baliza: "Ahora lo importante es localizar a los náufragos". Entiende que el análisis técnico no es prioritario al tener en cuenta "que trabajamos en un medio hostil" como lo es el mar. El barco podría estar a 600 metros de profundidad, señala Touza, lo que dificulta la tarea de búsqueda a los efectivos apostados. Touza asegura que vio a la directiva de Profand "apesadumbrada y con el único objetivo de localizar a los desaparecidos". El presidente de los armadores envía "un abrazo a los familiares afectados".n