BALONMANO DIVISIÓN DE HONOR

"Ninguna preocupación"

El Godoy Maceira Porriño llega al derbi sin puntos pero confiado en sus propias fuerzas

El Porriño afrontará el sábado el complicado reto del derbi con el Mecalia Atlético Guardés en A Sangriña.
El Porriño afrontará el sábado el complicado reto del derbi con el Mecalia Atlético Guardés en A Sangriña.
"Ninguna preocupación"

El Godoy Maceira Porriño llega al derbi de este sábado en A Sangriña con el Mecalia Atlético Guardés sin ningún punto en su haber tras dos derrotas en otras tantas jornadas y bordeando los puestos de descenso. Una situación en absoluto alarmante pero que le es extraña a un equipo acostumbrado, en las ochos temporadas consecutivas que acumula en la máxima categoría, a verse siempre en la mitad superior de la clasificación.
Cierto es que el verano ha provocado cambios en un plantel que ha quedado reducido en número. Pero Abel Estévez, entrenador del conjunto porriñés y ahora también presidente, consideraba antes de empezar la liga y mantiene después de las dos primeras jornadas que "nuestro objetivo tiene que ser estar entre los ocho mejores".
Porque, analizando fríamente la situación, el técnico no ve motivo alguno para la alarma. "No hay preocupación. El hecho de disponer de una plantilla más corta nos puede generar problemas en el caso de que haya lesiones. Pero no creo que tengamos problema para alcanzar ese objetivo de estar entre los ocho mejores", apunta.
Para tal confianza se apoya, fundamentalmente, en lo sucedido el pasado sábado ante el Rincón Fertilidad Málaga. "Fue nuestra prueba de fuego para comprobar nuestro nivel. Fuimos capaces de competir contra un equipo que, pese a su derrota en casa en la primera jornada, estará en la parte alta. En la primera parte nos costó, pero en la segunda nos adaptamos mejor. De hecho, fallamos un penalti a falta de 17 segundos que nos podría haber dado el triunfo, pero tras ese error encajamos un gol al contragolpe", narra. Por eso, reitera con contundencia que "no hay preocupación".
El Godoy Maceira Porriño vive un arranque de temporada algo diferente a los últimos. Porque la menor longitud de plantilla ha llevado al cuerpo técnico de Abel Estévez a apostar por un balonmano un poco más pausado. "Las rotaciones en primera línea en ataque están más limitadas y éstas deberán centrarse en defensa. Ahí es donde las jóvenes jugadoras deben buscar más su hueco esta temporada", comenta.
E insiste en la explicación al concretar que realmente la apuesta "no es correr menos, sino elegir bien cuándo correr. No podemos jugar a correr los 60 minutos porque las jugadoras acabarían desfondadas. El otro día ante el Málaga, supimos aplicar mejor este nuevo juego en la segunda parte".

Ayelen, tal vez para el derbi
De cara al derbi sabatino, el Porriño cuenta con la baja segura de Iris Sanjuan, pero tal vez pueda contar ya con la argentina Fátima Ayelen, si finalmente consigue estos días su visado y vuela hacia Porriño. De ser así, podría disputar sus primeros minutos en A Sangriña, aunque Estévez aclara que "las jugadoras saben que siempre hay un tiempo de adaptación y no vamos a poner en peligro el equilibrio del vestuario. Además, Begoña Otero lo está haciendo bien, asumiendo el peso de la portería".n