CELTA

La búsqueda del Celta

Rubén Blanco asegura que el proceso de adaptación a un nuevo técnico "no es sencillo"

Rubén Blanco, en un entrenamiento de esta semana en A Madroa.
Rubén Blanco, en un entrenamiento de esta semana en A Madroa.
La búsqueda del Celta

El partido del próximo lunes entre Las Palmas y Celta enfrentará a dos técnicos recién llegados. Pako Ayestarán afronta su segundo partido al frente del conjunto canario, tras ocupar el lugar del dimitido Manolo Márquez, y Juan Carlos Unzué dirige el nuevo proyecto que el equipo celeste inició el pasado verano, después de tres años con Eduardo Berizzo al frente de la nave. El portero del Celta Rubén Blanco asegura que el proceso de adaptación a un nuevo entrenador "no es sencillo" y espera a una Unión Deportiva similar a la de los últimos años por el poco tiempo que Ayestarán lleva como preparador de los amarillos.
El Celta ha tenido más de dos semanas para preparar el choque que acogerá el Estadio Gran Canaria. Abrió la séptima jornada de Primera con su partido ante el Girona  el viernes 29 de septiembre y cerrará la octava el lunes que viene (21:00, Gol). Tiempo durante el cual han ido creciendo en el seno de la plantilla celeste las ganas de que llegue el próximo encuentro. "Venimos de una semana en la que tuvimos tiempo para preparar el partido, como haremos esta semana, y estamos trabajando bien. Tenemos muchas ganas y estamos deseosos de que empiece ya el partido del lunes", destacó Rubén Blanco en declaraciones a Celta Media.
El compromiso ante el Girona, en el que el conjunto catalán firmó el empate definitivo (3-3) a escasos minutos del final, dejó un sabor de boca agridulce en la plantilla celeste, que ahora espera resarcirse con la primera victoria en dieciséis años en casa de Las Palmas. "En el último partido el empate no fue lo que queríamos. Aunque todo lo que sea sumar es bueno, veníamos de lograr una victoria fuera contra el Eibar y el empate en casa no es lo que queríamos y ahora  vamos a por los tres puntos a Las Palmas", destaca el meta mosense, que en los dos últimos compromisos ha ocupado el lugar en la portería de Sergio Álvarez, titular en las cinco primeras jornadas.
Rubén asegura que la reciente llegada de Pako Ayestarán al banquillo del conjunto isleño convierte al próximo rival del Celta en una incógnita. Sin embargo, no cree que la filosofía futbolística de la Unión Deportiva cambie demasiado con respecto a lo que se ha visto en las últimas temporadas: un equipo al que le gusta dominar los partidos a través de la posesión del balón. "El entrenador nuevo intentará inculcar sus matices al equipo. Lleva poco tiempo como para saber con certeza lo que van a hacer,  pero es cierto que Las Palmas lleva varios años con la misma estructura y con la misma idea de juego, jugando bien y bonito al fútbol. Creo que eso lo van a seguir manteniendo", explica el internacional español sub-21.
Rubén asegura que adaptarse a un nuevo técnico no resulta sencillo y pone como ejemplo al propio Celta, que después de tres años con Berizzo como entrenador busca su nueva identidad con Juan Carlos Unzué. "Nosotros también somos un equipo que jugamos muy bien al fútbol y estamos intentando encontrarnos a nosotros mismos porque también cambiamos de entrenador a principio de temporada y no es sencillo. Creo que va a ser un partido disputado por la idea de los dos equipos y tenemos que hacer lo que sabemos y, sobre todo, ser eficaces", valora Rubén.n