Los ourensanos, al cubierto por las fuertes lluvias