Mentiras al descubierto

Mentiras al descubierto

La proliferación de las fake news ha tenido un aspecto positivo, aunque parezca mentira. Ahora cualquier afirmación que realicen los políticos se somete a escrutinio, los periodistas van a las fuentes de la información y descubren quien es el que ha tratado de colar una mentirijilla que puede ser liviana o de gran calado según el asunto del que se hable. Los cuatro intervinientes en los debates electorales en su afán por complacer a su parroquia y tratar de que baje el número de indecisos han contado cuentos que no se ajustan a la realidad y solo se descubren si se tienen los instrumentos para acceder a datos, estadísticas oficiales, para combatir el “que viene el lobo” si ganan estos o aquellos. En los debates, habría que, establecer o el ‘detector de verdades’ que se ha inventado el guionista de Pedro Sánchez, o un sistema como en el de los exámenes tipo test: cada mentira que se detecte resta un punto cuando se valora quien ha ganado el debate. Y todos suspendidos.