Ser mujer está de moda

Ser mujer está de moda

Ser mujer tenía mucho de feminidad y ese concepto es de los más cambiantes por determinaciones socioculturales e históricas que están en transformación. Ha habido variaciones, no sólo en los modos de ser, también en el disfrute sexual y en el aspecto de ser mujer y de ser hombre, también con cambios conceptuales de la familia, las relaciones de pareja, las identificaciones de sexo y la relación que las mujeres establecen con ellas mismas y con los otros.  Muchas evoluciones y algunas afectan a la subjetividad de ambos sexos, habría que hablar, según los psiquiatras, de psíquico inconsciente. 
El humor, que pone las cosas en su sitio, ya se ha encargado de hacer hincapié en el cerebro cableado y cohesionado de las mujeres  destacando que escapa a la esfera de la racionalidad. Hablar hoy de feminismo está unido a vientre de alquiler, al aborto, y a la pérdida de privilegios de los hombres; pero hay que destacar que más que nunca hoy los varones participan de la forma de hacer de las mujeres y de las estructuras legales de su dominio. Queda mucha vereda, pero se ha avanzado con mujeres que han contribuido con su desarrollo  profesional a dar ejemplo.
Cuando pocas destacaban en el mundo del trabajo Mercedes Junco decidió con su marido, en 1944,  fundar  el semanario de amenidades Hola y en 1968 lanzar cuatro números anuales dedicados a la moda, dos de alta costura y dos de prêt à porter, que dirigía y que dirigió desde entonces. Mercedes era una palentina culta, inteligente  y valiente que por amor se hizo periodista y después se enganchó  intensamente a esta profesión. Desde Hola ha llenado de buenas noticias y de belleza este país, entonces bien diferente al que tenemos, sin lavadora, sin secadora, sin lavavajillas, con escasos coches... Femenina y feminista me agarro a ella para ponernos en campaña electoral y sumergirnos en reivindicaciones en boga; porque ser mujer está de moda por el hecho de serlo. El liderazgo femenino es el motor del siglo XXI como una fuerza que aporta una visión más global.
 Aunque no se debe generalizar, que el sexo femenino lidere suma habilidades muy demandadas y eso lo defienden también los hombres. Las generaciones actuales se van incorporando a tareas asignadas históricamente a las mujeres  y deberemos observar la  educación que impartan a sus hijos.  Como carro de combate está también la información, ella ayudará a alcanzar que en países subdesarrollados la mujer tenga la posibilidad de elegir y dejar esclavitudes atrás; y ahí el periodismo tiene mucho trabajo de denuncia.
Fuera de las malas cifras que van a sonar esta semana yo quisiera resaltar que el pasado año se  registró récord de mujeres candidatas en Estados Unidos; que la NASA enviará mujeres a Marte, el segundo logro más importante del ser humano en el espacio y que Marruecos ha anunciado que se instaura el servicio militar obligatorio tanto para mujeres como para hombres.
Las mujeres han sumado a lo largo del tiempo tanto responsabilidades como ambiciones y el entorno ha acompañado con retraso. Llega la hora de las ambiciones y la pregunta es hasta dónde llegar y qué elegir.