O Berbés, un puntal

O Berbés, un puntal
La estadística portuaria, que siempre dice mucho sobre el pasado y alerta de forma precisa sobre lo que puede venir, señala que la tónica actual de la economía apunta ligeramente a la baja y que de seguir así las cosas, el año acabará en negativo. Mala señal: la economía se enfría en Europa, en España, en Galicia y lógicamente también en Vigo, donde hay dos grandes activos a los que agarrarse cuando llegan las curvas, como ya pasó en la crisis de 2008: la automoción y el mar. La primera aún cuenta con una buena baza como es el lanzamiento de los nuevos modelos de la fábrica de Balaídos, incluido el primer vehículo de Toyota "made in Vigo", que supondrá un hecho histórico como antes lo fueron Opel y Peugeot, marcas que se unieron a la primitiva Citroën ampliando la oferta y dando mayores posibilidades al complejo de la automoción.
Sobre el sector marítimo, anotar que O Berbés está respondiendo mejor de lo esperado ante el nuevo modelo impuesto, que no es sino hacer oficial lo que ya era real y avanzar en que  sea el centro de distribución principal de España, y de Europa, de pescado fresco. Ya lo era y las estadísticas de Puertos del Estado confirman que los cambios ordenados por la Autoridad Portuaria, implantado no sin resistencias, han tenido éxito. 
La prueba es que el resto de lonjas españolas se han hundido con registros muy negativos, mientras O Berbés mantiene el paso. Que funcione la lonja, moderna, tecnológica y con las mejores garantías de calidad, supone para Vigo dos cosas, ambas relevantes: mantener miles de empleos -8.000 al menos en el puerto pesquero- y una marca de calidad y distinción de la ciudad más allá de las fronteras de Galicia.