Opinión

Disparos en el propio pie

Opinión

Disparos en el propio pie

Hay decaimiento entre los promotores -particulares y empresariales- de Porto Cabral como lógica consecuencia a la falta de respuesta a su innegable éxito con la iniciativa legislativa popular. Ninguna otra en la historia de Galicia ha conseguido mayor número de apoyos y será difícil que otra lo logre. Porto Cabral, hay que recordarlo, ha sumado 70.000 firmas y eso es una enormidad, cuando la que le sigue se quedó en menos de 50.000. Y el resto muy por debajo. No es fácil que 70.000 personas firmen por una causa, de ellas el 80 por ciento en Galicia. En la propia parroquia que da nombre al parque de ocio y comercio recogieron 3.500, el 70 por ciento de los mayores de 18 años. Si eso no es prueba del respaldo, no sé qué será. Pero...
Pero ningún partido ha respaldado hasta el momento la iniciativa, y sin ello no puede debatirse en el Parlamento de Galicia. Hace falta que uno de los cuatro grupos de la Cámara asuman un texto sencillo: instar a la Xunta a que tramite el desarrollo de Porto Cabral como un proyecto sectorial de Galicia, como el Parque Comercial de Zona Franca, lo que evita tener que esperar por un nuevo Plan General, que en ningún caso estará listo antes de 2021. O 2022.
BNG y Marea han puesto la proa a todo lo que suponga un desarrollo comercial privado de este calibre. El PSOE gobierna en Vigo y no quiere líos. Y el PP prefiere mirar hacia otro lado, nadie sabe por qué. El resultado práctico es que Vigo se quedará sin una inversión de 600 millones de euros, que probablemente se destinará a otro punto. Quizá a Oporto, adonde irán millones de personas a consumir, gastar, pasar el día, comprar o divertirse. Otro disparo en el pie, como Areal. Continuará....

Comentarios