Viajes en tren

En el canal de televisión de ‘viajar’ desde hace años se exhiben varias series de viajes por tren en distintas partes del mundo. Cada uno tiene su encanto, aunque el más exitoso es el de la BBC con Mr. Michael Portillo como presentador. Este individuo de madre inglesa y padre español nacido en mayo, 1953 comenzó como político en el Reno Unido en el partido conservador durante la época de Margaret Thatcher. Fue elegido como miembro del parlamento en 1984. Durante el mandato de John Mayor en 1995 llego a ser el equivalente a Ministro de Defensa. Pero luego del cambio de política al ganar las elecciones el partido socialista con la proclamación de Tony Blair paso a la oposición. Por fin en el 2005 deja la política y comienza una nueva etapa como periodista y presentador en la televisión. Ya en el 2010 consigue que la BBC se interese por una serie de programas sobre el mundo del ferrocarril en el Reino Unido basado en una especie de guía turística del año 1840 conocido como ‘Bradshaw’s Guide’. Entre el comienzo hasta el año 2012 se grabaron varios episodios recorriendo Gran Bretaña al mismo tiempo presentando distintos aspectos de la vida actual, desde la cultura hasta la industria comparándolo con lo que se había escrito hace más de un siglo. La serie tuvo tanto éxito que le siguieron ‘viajes por el viejo continente’ refiriéndose a Europa esta vez con datos similares, pero del año 1913. Ya en 2016 cruza el Atlántico con un nuevo equipo de la BBC y del mismo estilo graba una serie sobre los grandes ferrocarriles de los Estados Unidos. En estos momentos, casi 10 años después está en pleno apogeo la serie de ‘en tren por el contintiente de India’. Nada menos que 200 episodios han sido grabados además de ser traducidos y emitidos en varias televisiones del mundo incluido el canal de ‘Viajar’. Lo más destacado de la serie es la combinación histórica de los mismos ferrocarriles con las paradas en cada ciudad o pueblo en donde Michael visita todo tipo de instituciones, industrias, museos incluso participa en la vida cotidiana como uno más de los ciudadanos que encuentra en su camino. Hace hincapié en la conservación de la arquitectura en cada estación como verdaderas obras de arte. Un episodio lo lleva desde Coruña a Santiago, pasa por Vigo como relámpago y sigue hacia Oporto. En cada ciudad se apea y es recibido por una serie de personajes variopintos que le explican un poco sobre la peculiaridad o lo más importante del pueblo. Naturalmente que la catedral de Santiago figura como la estrella de la corona al ser la capital de Galicia. Pronto se unió la televisión francesa, pero con una diferencia. Viajar por zonas más exóticas. Comenzaron en el 2012 con el célebre y carismático Philippe Gougler como protagonista llevando al espectador a sitios tan dispares como Sri Lanka, Tanzania, Brasil y Marruecos, para dar ejemplos. Sus encuentros eran más bien con la ciudadanía tanto humilde como indígena valorando sus costumbres. Nada de museos o catedrales. Luego llegó Chris Tarrant, otro inglés, que cambió el chip por ‘redes de ferrocarril extremas’. O sea, donde el Gaucho perdió el poncho. Al ver un gran número de estos programas hay un tema que me quedo grabado. La mayoría era la conservación de sus antiguas estaciones, modernizadas desde luego. Les daré un ejemplo en nuestro propio jardín. El tren de alta velocidad en Galicia. El antiguo edificio de Vigo desapareció como tantos otros y reemplazado por una mega-construcción. Coruña lo ha conservado intacto. Simplemente cambio lo importante. El sistema ferroviario adaptado al AVE.