Opinión

La Banca

Opinión

La Banca

Hay alguien que me puede explicar cómo funcionan los bancos? Que me aclaren, como ciudadano de a pie como pudo un banco (Santander) comprar a otro (no estoy seguro si era el Pastor o el Popular – otra incógnita) por 1 Euro. ¿Y qué me dicen de intereses ‘0’ o lo de comisiones por operaciones rutinarias por una simple transacción de la cuenta corriente de toda la vida? La banca de antaño y de no tanto tiempo era fundamental para el desarrollo de la sociedad mundial. Sin ir más lejos que al siglo pasado, la descripción más simple era la de aceptar depósitos en efectivo que les sobraba a ciertos sectores de la sociedad a cambio de un porcentaje de interés y prestar al resto al que necesitaba capital para lo que sea. Naturalmente la diferencia de intereses era el beneficio del banco. Todo esto sin el invento de las tarjetas de crédito, ni las inversiones en las bolsas de valores o unos planes de pensiones que llegaron mas tarde. 
Estoy seguro que muchos geriátricos se acordarán cuando comenzaron los préstamos a 15 años a unos 12 o 14% en forma de hipoteca para comprar una vivienda y los depósitos de hasta 8 e incluso 10% anual. Recuerdo que, en mi caso particular, casado y con hijos la norma era una hipoteca que no superaba en la cuota mensual el 30% de mi sueldo. Ni un duro más ni menos. Algunos se acordarán de la historia de Bonnie y Clyde, los atracadores de bancos más famosos de USA de los años 20 que fueron inmortalizados en la película del mismo nombre con los actores Faye Dunaway y Warren Beaty. Era un clásico ejemplo de llevarse bolsas de billetes y nada más.
 Poco a poco fue cambiando todo, pero seguían las diferencias en los interesas. Los bancos salieron a bolsa, comenzaron a manipular trillones de lo que sea en todo tipo de ofertas financieras, aumentando el número de accionistas de todos los sectores que vieron una inversión segura. Vean la película de ‘Más allá del amor’ con la actriz afro-americana con un verdadero teje y maneje de dinero con la ayuda de ordenadores y eso que la obra es del año 1990. Luego llego la avaricia, se crearon todo tipo de supuesto ‘productos’ para que más y más ciudadanos dejaran sus ahorros en manos de las entidades bancarias. ¿Se acuerdan de los preferentes? ¿Y qué me dicen de las hipotecas a go go, no solo por una sino por varias viviendas? ¿Y los añadidos de incluir un arreglo del piso, o la compra de muebles? ¡Y no hablemos de los planes de pensiones que son otra caja de Pandora! Así acabaron muchos con desahucios, perdidas de ahorros de toda una vida como les ha pasado a los del Pastor. Y sin olvidarnos de un señor que hace años, si, años que recorre Policarpo Sanz desde la Puerta del Sol al cruce con Colon con pitos y flautas exigiendo que le devuelvan su dinero. 
No dilectos/as leyentes/as, todo el sistema de los bancos, y no solo en este país necesita un lavado de cerebro, especialmente para que los millones de usuarios se sientan seguros que sus ahorros durante una vida no se transforman en papel mojado. Mi humilde opinión es que todo este tinglado comenzó cuando los intereses inter-bancarios, gracias a los Bancos Centrales comenzaron a bajar, siguen bajando y ahora están por el suelo que ha causado que los bancos estén en busca dinero debajo de las piedras con todo tipo de chanchullo para sobrevivir. ¡Ah! Me olvide. Si los gobiernos meten mano con impuestos es el harakiri final.

Comentarios