Faltan 47 días

El informativo internacional de economía Bloomberg, desde que comenzó la nefasta lucha entre el Reino Unido y la Unión Europea para llegar a un acuerdo sobre la salida de los ingleses de la Unión comenzó un tipo de ‘cuenta atrás’ similar a tantas películas policiacas que incluyen una bomba de relojería terrorista o criminal que esta por explotar al no ser que llega la 7ª de Caballería al último momento a salvar la situación. Pues al puñetero Brexit, que tantas semanas, meses y años nos está volviendo locos a todos es lo que queda para que sepamos de una puñetera vez si el chiflado de Johnson pulsara el botón rojo que mandaría a la mierda, perdonen la vulgaridad at toda Europa u ocurra un milagro y el 2 de noviembre, despertemos de una pesadilla y que los ríos vuelvan a su cauce y señores y señoras aquí no ha pasado absolutamente nada. Pero la realidad es otra. La ultima bomba, perdonen la redundancia la acaba de presentar Hungría que, como parte de los estados miembros podría vetar una posible prórroga, que son las barajas que se manejan en estos momentos y el primer ministro de su Majestad de la Gran Bretaña salga con la suya y nos encontremos con un caos más profundo, en todos los sentidos y sin precedentes que nadie, repito nadie de los 500 millones de ciudadanos europeas está preparado para tal evento. El presidente en funciones de esta nación acaba de anunciar que ha reforzado al sector gubernamental con una dotación de suficientes empleados públicos, o sea funcionarios y que el país estará preparado para una eventual salida de Inglaterra – noten amigos que hablo de uno de los ‘Cuatro jinetes del Apocalipsis’ ya que los otros tres no están de acuerdo – sin un acuerdo. ¡Que me cuente una de vaqueros! Hace un par de días que salió a la luz un informe llamado ‘Operation Yellowhammer’ del propio gobierno británico con todos los detalles de lo que podría ocurrir si no hay acuerdo. Amigos, no tienen ni idea de lo que se avecina como un verdadero tsunami si efectivamente ocurre, hasta diría el 50%, de los efectos catastróficos detallados en el informe a partir del primer día. ¡Si amigos, desde el primer día! Y no solo en Inglaterra, pero al otro lado del canal, o sea Europa. Ya aquí en el Reino de Breogan todo el sector de la pesca, especialmente la ciudad de Vigo saltará cientos de fusibles, desde la pesca en el Gran Sol hasta las Islas Malvinas. La prensa local lo ha detallado perfectamente. Les dejo con una nota más corta de lo habitual porque la situación está cambiando cada minuto, especialmente en Westminster. Lo único que puedo decir es que, al parecer, al primer ministro, Mr. Boris Johnson se le esta cayendo el castillo de naipes, pero como es un ser narcisista, egoísta, payaso, sin escrúpulos, y le importa dos bledos el país, solo su propio ego y la ambición de ‘poder’, seguirá luchando hasta el final. Y Dios sabe si la democracia británica puede aguantar o se caerá con él.’