Imprimir

Un penalti salva al Barça

redacción. vigo | 11 de enero de 2019

Prcic intenta un control de tacón ante Arturo Vidal en el partido disputado anoche en Valencia.
Prcic intenta un control de tacón ante Arturo Vidal en el partido disputado anoche en Valencia.

El equipo azulgrana perdió (2-1) en el campo del Levante pero sigue vivo en la eliminatoria

Un gol de Coutinho desde el punto de penalti en los últimos minutos salvó al Barcelona ayer del sonrojo y, pese a caer derrotado en el campo del Levante, se mantiene vivo en la eliminatoria de octavos de final de la Copa del Rey, que se resolverá en el Camp Nou.

Tanto el Levante como el Barça reservaron a sus jugadores más habituales, especialmente el conjunto de Valverde, que salió con Cillessen en la portería; Semedo, Murillo, Chumi y Miranda en defensa; Busquets, Aleñá, yArturo Vidal en el centro del campo; y Malcom, Dembélé  y Coutinho en ataque.
El cuadro valenciano entró con fuerza en el encuentro frente a un Barça que llegó dormido y que a los tres minutos ya perdía 1-0. Una falta lateral la cabeceó Cabaco a la red en el área pequeña y libre de marca para adelantar a los locales, que siguieron dominando a un desconocido equipo azulgrana, al que apenas le duraba el balón.
Cillessen desbarató dos remates de Boateng, pero no pudo hacer nada en el minuto 17, cuando Borja Mayoral culminó con un remate cruzado al fondo de la portería una contra del Levante, tras una pérdida de Miranda, para establecer el 2-0.
Veinte minutos tardó el Barça en acercarse con peligro a la portería de Aitor Fernández que un mano a mano que Malcom no fue capaz de concretar ante el portero.
En los últimos compases de la primera parte se produjeron otras dos ocasiones, una por bando, pero Borja Mayoral remató muy desviado tras otra falta lateral y Malcom no llegó a un pase de Semedo.
Tras el descanso, Valverde retiró a un desafortunado Miranda para dar entrada a Sergi Roberto y el Barça buscó reducir distancias, pero la primera ocasión volvió a ser local, un remate de Mayoral desde la frontal que detuvo Cillessen.
En el 63, Morales tuvo el tercero en sus botas, pero, solo ante el portero, chutó por encima del larguero. Poco después, el excéltico Denis Suárez y una jugada suya en el 84 terminó en penalti que Coutinho convirtió en el 2-1 definitivo. n

Puede ver este artículo en la siguitente dirección /articulo/deportes/un-penalti-salva-al-barca/20190111001754686716.html


© 2019 Atlántico

© Rías Baixas Comunicación, S.A.

Contenidos con licencia Creative Commons