Imprimir

Boufal y Olaza, objetivos claros

santi alonso. vigo | 25 de junio de 2019

Sofiane Boufal disfrutó de muchos minutos la pasada temporada y su rendimiento fue a más.
Sofiane Boufal disfrutó de muchos minutos la pasada temporada y su rendimiento fue a más.

El Celta quiere seguir contando con ambos y trata de negociar por el marroquí para rebajar su opción de compra

Los contratos futbolísticos se cierran, de manera habitual, a fecha de 30 de junio. Una fecha que marca el devenir de jugadores y clubes. Y que influye en las negociaciones abiertas. Como las que tiene el Celta en los casos de los dos jugadores que estuvieron cedidos en el conjunto vigués el pasado curso y que interesan al club y al cuerpo técnico, encabezado por Fran Escribá: Sofiane Boufal y Lucas Olaza. Son casos distintos entre sí, pero sobre los dos maneja la entidad celeste una opción de compra.
Boufal interesa, aunque desde luego no por las cantidades pactadas en el momento de su cesión. La opción de compra por 16 millones es inalcanzable, por convencimiento, para el Celta, que ya está en contacto con el Southampton, equipo dueño de su ficha, para rebajar esta cantidad de forma más que notable. Y las perspectivas no son malas.
Se cuenta con el deseo del jugador, que pese a las dificultades por las que pasó el equipo en lo clasificatorio, se quedó con una buena imagen del club y del equipo. Estos días, está disputando la Copa de África con Marruecos y, aunque no fue titular en el debut ante Namibia –con victoria marroquí por 1-0–, sí salió al campo para jugar algo más de la última media hora.
La idea del Celta es que el propio Boufal vea con buenos ojos su llegada a Vigo. Por eso, asumiría una ficha que no es baja pero siempre y cuando la operación de compra no se vaya más allá de los 8 millones de euros. En este caso, el día 30, por lo tanto, no será en absoluto una fecha tope, porque la opción pactada no va a ser ejecutada.
El caso de Lucas Olaza es un poco más rocambolesco. El futbolista llegó cedido por Boca el pasado mes de enero con un contrato hasta junio de 2020, pero el conjunto bonaerense se reservó una opción para recuperarlo este mismo mes de junio, para lo que deberá levantar la voz antes del próximo lunes. Claro que hay unas condiciones, ya que Boca debería tener una plaza de extranjero libre y tendría que inscribir al jugador en la competición local. Además, en cualquier caso el club celeste mantendría la opción de compra por unos 4 millones de euros hasta 2020, por lo que la entidad xeneize no podría realizar una mejor venta del jugador, en caso de revalorizarse, sin la anuencia de su homóloga viguesa.
En esta circunstancia, la fecha del domingo sí que es decisiva. Porque si Boca no ejerce su opción antes de esa día, la continuidad de Lucas Olaza en el equipo celeste sería un hecho. 

Puede ver este artículo en la siguitente dirección /articulo/deporte-local/boufal-olaza-objetivos-claros/20190625003239716290.html


© 2019 Atlántico

© Rías Baixas Comunicación, S.A.

Contenidos con licencia Creative Commons