Vigo

Vigo "recupera" su mayor joya

Vigo

vigo

Vigo "recupera" su mayor joya

El vicepresidente de la Diputación, Chema Figueroa y el párroco de la Concatedral (a la derecha) escuchan las explicaciones de la Escuela de Cantería de Poio. Detrás, la réplica del tímpano.
photo_cameraEl vicepresidente de la Diputación, Chema Figueroa y el párroco de la Concatedral (a la derecha) escuchan las explicaciones de la Escuela de Cantería de Poio. Detrás, la réplica del tímpano.

Una réplica exacta del histórico tímpano que presidía la antigua Colegiata de Santa María de Vigo será instalada en la Concatedral el próximo verano, una reclamación histórica que se cumple en parte

nnnEl tímpano original se encuentra en una zona muy visible del nuevo edificio del Museo Provincial de Pontevedra, como una de las mejores piezas de la colección. Allí está gracias a una donación realizada hace años, cuando el antiguo templo románico había desaparecido. El vicepresidente de la Diputación y concejal vigués, Chema Figueroa, visitó ayer  junto al párroco de la Concatedral de Vigo, Moisés Alonso Valverde, las obras de la reproducción del tímpano del siglo XV. La pieza está siendo realizada en la Escola de Canteiros de Poio, de la Diputación, a cargo de los alumnos, dirigidos por Enrique Velasco. El tímpano estará rematado en torno al verano y será ubicado en la Concatedral, que recuperará así ese espacio reservado en honor a la Virgen. El propio Velasco explicó que se trata de una reproducción “hecha a base de fotografías y visitas a los restos expuestos en el Museo de Pontevedra”. Comentó también que se está reproduciendo una de sus policromías en un tamaño menor, adaptado cromáticamente y a escala. La nueva figura ha sido realizada en un granito especial, dada la imposibilidad de localizar en la actualidad el tipo de piedra original. Según explicó Velasco, la mayor dificultad es no poder tener el original presente. Los alumnos se desplazan continuamente al museo para fotografiar partes concretas de los restos del tímpano y tomar medidas. 
Una de las mayores dificultades que ralentizó los trabajos fue representar las figuras en primer plano y luego llevarlas en profundidad sobre la piedra. “Es una tarea lenta y meticulosa”, explicó Enrique Velasco, “y siempre se notarán diferencias porque resulta imposible proporcionar los matices propios de la erosión y del paso del tiempo”.
Figueroa se refirió a esta obra de recuperación como “una ilusión de todos los vigueses, que queremos que sea pronto una realidad”. Tras dar su enhorabuena y la de la Diputación a los alumnos, felicitó al párroco de la Colegiata “y a todos los fieles por su perseverancia a la hora de demandar la recuperación de esta pieza histórica”.
Moisés Alonso Valverde, el párroco, se interesó por el estado de los trabajos y calificó el tímpano como “un sueño hecho realidad, ya que se trata de una ilusión de hace muchos años en nuestra primitiva iglesia del siglo XV”. n

Comentarios