Vigo

El TSXG ordena repetir el juicio contra el vidente vigués absuelto de abusar a dos menores

Vigo

Vigo

El TSXG ordena repetir el juicio contra el vidente vigués absuelto de abusar a dos menores

El vidente vigués, testificando en el juicio celebado en la Audiencia el pasado mes de julio
photo_cameraEl vidente vigués, testificando en el juicio celebado en la Audiencia el pasado mes de julio
La sala destaca que existe "elementos probatorios" del delito que no se tuvieron en consideración

La Sala de lo Civil y Penal del Tribunal Superior de Xustiza de Galicia (TSXG) anuló la sentencia de absolución del vidente vigués que había sido acusado de abusar sexualmente de dos menores en Vigo, una de ellas, hija de una amiga. Los magistrados del alto tribunal ordenaron la devolución de las actuaciones a la sección quinta de la Audiencia en Vigo para que otro tribunal vuelva a enjuiciar los hechos. El Superior destaca que existen “elementos probatorios que ciertamente no han sido considerados en toda su extensión por la sentencia apelada”, entre los que enumera la transcripción de la conversación por Whatsapp entre el acusado y una de las menores, las declaraciones de esa joven y el informe psicosocial sobre la credibilidad de las dos niñas.La Fiscalía solicitó que el sospechoso fuese condenado a catorce años de prisión al considerar acreditado que exigía a las menores que le enviasen fotografías de contenido sexual y, a cambio, les daba dinero. El imputado, absuelto de dos delitos de abuso sexual, fue condenado con un año de prisión por cometer un delito de tenencia ilícita de armas porque guardaba en su oficina un bastón metálico con mecanismo de disparo en su interior. “Se trataba de un bastón pistola en buen estado de conservación y con funcionamiento adecuado”, según recoge la sentencia.

Los jueces de la Sala de lo Civil y Penal también recalcan que existen “elementos que es difícil que partan de la imaginación de la menor” y advierten de que la sentencia de primera instancia “afirma la falta de veracidad de los hechos relatados por la menor sin justificar adecuadamente tal circunstancia, sobre todo si se repara en que el propio acusado reconoció la recepción de fotos en el juzgado de instrucción”.