Vigo

"Tengo un gran recuerdo del Club de Campo de Vigo"

Vigo

tenis torneo club de campo

"Tengo un gran recuerdo del Club de Campo de Vigo"

Rafa Nadal, con la Copa Bedriñana que conquistó en 2002.
photo_camera Rafa Nadal, con la Copa Bedriñana que conquistó en 2002.

Nadal felicita a la entidad viguesa por su 75º torneo de tenis, que ayer inició la fase previa

El Club de Campo de Vigo inauguró ayer su 75º torneo internacional de tenis, el ITF Futures de Vigo 2015, con la disputa de la primera jornada de la fase previa y recibió un mensaje muy especial de Rafa Nadal, ganador de esta competición en el año 2002.
El tenista mallorquín envió desde Montreal, donde ayer terminó su participación en el cuadro individual al caer ante Nishikori en cuartos, un vídeo en el que felicitó a la entidad viguesa por la solidez de un torneo que este año celebra su 75 aniversario.
"Hola a todos, amigos del Club de Campo de Vigo", empieza el saludo del campeón manacorí, que hace más de una década pasó una semana inolvidable en Vigo, como él mismo reconoció en una entrevista que publicó la revista oficial del torneo. Nadal levantó en Vigo su segundo trofeo como profesional y posteriormente confesó que esa victoria supuso "la confirmación de que ganar no era una casualidad". En el vídeo grabado en Canadá, el balear reconoce que "tengo un gran recuerdo del Club de Campo de Vigo".
"Quiero felicitaros por el 75º aniversario", prosigue Nadal, que traslada sus mejores deseos para la presente edición: "Espero que el torneo sea un éxito de nuevo".
Rafa Nadal participó en el torneo internacional de tenis del Club de Campo en 2002, cuando llegó a Vigo de la mano del técnico Toni Colom, que este año volverá a pasar por la ciudad con el canario David Vega –quinto cabeza de serie– y el catalán Eduard Esteve. El mallorquín se proclamó campeón con un juego que ya dejaba entrever que no se trataba de un tenista cualquiera. En la final se impuso al argentino Antonio Pastorino tras un partido reñido que tuvo que suspenderse por falta de luz y que se reanudó al día siguiente.
En su relato de lo que fue aquel agosto de 2002, Nadal contó algunas anécdotas que revelan cómo sus supersticiones y la humildad lo han acompañado siempre. Antes de la final, en la playa de O Vao, le comentó a un acompañante: "¿Ves esa roca de allí? Si la levanto y hay un cangrejo, gano el partido". Debajo de la piedra se hallaba efectivamente un cangrejo y, horas después, el balear se llevó el encuentro y el título. Además, se paraba diariamente en una tienda de golosinas, se aficionó al pulpo y ya colocaba las botellas de agua en la pista de una manera determinada para que le dieran suerte.
"Un abrazo muy fuerte a todos", concluye Nadal en el vídeo, que ha llenado de orgullo a los miembros del Club de Campo de Vigo justo cuando empieza una nueva edición del certamen que una vez ganó el mejor tenista español de todos los tiempos. Tras aquella victoria han llegado los nueve títulos de Roland Garros, los dos de Wimbledon y el Abierto de Estados Unidos, y el único que ha logrado hasta ahora en Australia. Un palmarés inigualable que inició en Vigo. n

Más en Vigo
Comentarios