Vigo

Povisa informa en tiempo real de lo que se hace en urgencias

Vigo

vigo

Povisa informa en tiempo real de lo que se hace en urgencias

La supervisora de Enfermería de Urgencias de Povisa, María José Tizón.
photo_cameraLa supervisora de Enfermería de Urgencias de Povisa, María José Tizón.

Es un sistema pionero en España que redujo la ansiedad de los familiares y que mejoró los tiempos de atención en un servicio que atiende a una media 240 personas diarias

 Los familiares de pacientes que entran por Urgencias en Povisa han reducido los niveles de ansiedad propios de la espera y de la incertidumbre sobre lo que ocurre en boxes, gracias a un sistema pionero en España desarrollado por sus informáticos y por el personal sanitario. Atrás quedaron las constantes preguntas de los familiares al personal administrativo pidiendo una información que solo puede dar el médico.
Desde hace un año pacientes y familiares reciben al llegar a Urgencias un código de barras, que pueden usar en una pantalla que indica todas las pruebas que se están realizando en tiempo real (un TAC, una radiografía, una analítica entre otras), si ya les vio el médico o están pendientes de valoración (en breve también les dirá el tiempo estimado para cada caso), mientras que en otra pantalla de mayor tamaño les pueden llamar (con ese mismo código) para acudir por ejemplo al control de urgencias. Estos dispositivos están en la sala de espera de familiares y dentro de Urgencias. Además de tener informados a los usuarios, esta forma de trabajar también se tradujo en una mejora de los tiempos de atención.
Tras una fase de pruebas y ajustes, el sistema funciona con normalidad y ayer se presentó a los medios de comunicación por la directora de Calidad y Enfermería de Povisa, María Antonia Muñoz; el jefe del servicio de Urgencias, Ángel Martín; el responsable del departamento de Informática, Juan Brea; y la supervisora de Enfermería de Urgencias, María José Tizón.
Por otro lado, el sistema está dotado también de un protocolo informático de alertas que advierte a todo el equipo médico sobre el carácter prioritario de determinados pacientes, garantizando así que sean atendidos con la mayor celeridad por ejemplo si acuden con un dolor torácico, en cuyo caso pasan a ser los primeros en recibir atención para descartar que se trate de una dolencia que requiere atención inmediata o es un simple dolor musucular. El propio servicio de Informática del hospital desarrolló una serie de pictogramas que informan al personal del servicio de urgencias sobre circunstancias del paciente que demandan un trato o atención especiales, ya sea porque han llegado solos, en camilla, porque tienen algún tipo de minusvalía, porque son menores o ancianos frágiles, entre otros casos.
El Hospital Povisa atiende a una media de 240 urgencias diarias.
Todos ellos pasan por un triaje inspirado en el sistema Manchester que establece las prioridades de atención en función de la gravedad. La enfermera de triaje puede también pedir pruebas simples como un electrocardiograma, una prueba de orina y otras de acuerdo a unos protocolos.
 

Comentarios