Atlántico

VIGO

El número de móviles ya duplica al de teléfonos fijos

Cada año se dan de alta más de 22.000 nuevas líneas de telefonía móvil en la provincia
Durante la última década se han perdido 2.916 números de teléfonos fijos en la provincia.
Durante la última década se han perdido 2.916 números de teléfonos fijos en la provincia.
El número de móviles ya duplica al de teléfonos fijos
 La popularización del teléfono móvil como medio de comunicación oral y escrito no parece tener pausa en la provincia, donde se dan de alta más de 22.000 nuevas líneas cada año.
Por el contrario, el fijo está quedando eclipsado por las nuevas formas de telefonía, lo que está produciendo que desaparezca toda una manera de llamar por teléfono donde guías como las Páginas Blancas o los tradicionales listines telefónicos han dejado paso a las bases de datos y las listas de contactos guardadas en las tarjetas SIM.
A día de hoy el 97,9% de los hogares gallegos disponen de un teléfono móvil y solo un 1,5 % de las viviendas cuentan únicamente con un teléfono fijo.
Según los últimos datos de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), en la provincia hay un promedio de 38,7 teléfonos fijos por cada 100 habitantes, frente a 81,9  móviles, dos datos superiores a la media gallega pero inferiores a la española, que se sitúa en un 42,3 y un 87,7 respectivamente.
A pesar de todo, los fijos se mantienen en la provincia de Pontevedra. De hecho, entre 2012 y 2017, el año al que corresponden los datos más recientes de la CNMC, el número de líneas de telefonía fija en Pontevedra se incrementó en 28.250.
Si algo muestran las cifras de Competencia es que el número de teléfonos fijos parece ir ligado a la evolución de la economía, con una pérdida de más de 39.000 líneas durante los peores años de la crisis, que fueron seguidas de una recuperación hasta volver a alcanzar niveles próximos a los del año 2007.
La economía puede afectar especialmente al número de empresas y negocios con números fijos contratados. Por su parte, los particulares no acostumbran a deshacerse de ellos, a pesar de utilizarlos con una menor frecuencia que hace años, ya que las principales compañías de telecomunicaciones los ofrecen incluidos con sus paquetes de conexión a internet, en una provincia donde en 2017 había ya 264.539 líneas de banda ancha, prácticamente el doble que diez años antes.
Los datos de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia también muestran cómo se está produciendo un cambio en los hábitos de uso, y es que cada vez se pasa menos tiempo llamando por teléfono y más utilizando plataformas como WhatsApp o las redes sociales. El uso medio de la línea fija está por debajo de los 5 minutos al día, 4,46 en la media de España, según la CNMC. Sin embargo hace una década el tiempo el que pasaban los españoles hablando por teléfono fijo cada día era el doble, con unos 9 minutos de conversación diaria en el año 2007. n