VIGO

El mercadillo de Coia vuelve con 75 puestos y el de Bouzas, con 80

El primero se establecerá el miércoles, como era tradicional, y el segundo el domingo

Una de las concentraciones de los ambulantes para pedir la reapertura de los mercadillos.
Una de las concentraciones de los ambulantes para pedir la reapertura de los mercadillos.
El mercadillo de Coia vuelve con 75 puestos y el de Bouzas, con 80

El mercadillo de Coia, en Vigo, reabrirá mañana miércoles después de 10 meses suspendido, por problemas de seguridad y tras los incidentes que acabaron, en octubre pasado, con una persona herida de bala. Lo hará con 75 puestos autorizados de los 120 posibles.
Así lo explicó el alcalde, Abel Caballero, que señaló que, de las 220 solicitudes de feriantes, solo 75 cumplían con los requisitos establecidos y, por tanto, son las que recibirán su tarjeta de autorización.
El regidor también ratificó la reapertura del mercadillo de Bouzas, el próximo domingo 14 de agosto, con 80 puestos autorizados, de los 241 que puede haber. En este caso, las solicitudes presentadas fueron 228.
Las autorizaciones tendrán validez hasta finales del año 2021, aunque deberán ser renovadas anualmente. Asimismo, el Ayuntamiento de Vigo pondrá en conocimiento del Rexistro Galego de Comercio el nombre de los titulares.
Caballero señaló que los vendedores que no han sido autorizados pasarán a engrosar una "lista de espera", y podrán recibir el visto bueno cuando completen la documentación o, en todo caso, cuando cumplan los requisitos para poder ejercer su actividad en esos mercadillos.
Con respecto a posibles altercados, teniendo en cuenta la cantidad de que solicitantes que no han obtenido autorización, y después de que algún colectivo de vendedores pidiera que se primase la antigüedad sobre otros requisitos, el alcalde ha sido tajante al afirmar que "se aplicará y se cumplirá la legalidad".

vigilancia de la policía local
A ese respecto, la Policía Local, con apoyo de otros cuerpos de seguridad, velará porque los mercadillos se desarrollen sin incidentes. "Tenemos dispositivos para hacer que la legalidad se cumpla, en todas las actividades que se desarrollan en la ciudad", ha incidido.
Los mercadillos se suspendieron en octubre pasado, después de que se registrasen enfrentamientos entre clanes gitanos de vendedores, zamoranos por un lado, y morones por otro, en varias ferias de la comarca. El episodio más grave tuvo lugar en Vigo, precisamente al término de la feria de Coia, cuando varios feriantes fueron atacados con armas de fuego en la VG-20.
Un juzgado de Cangas inició una investigación sobre la supuesta comisión de varios delitos por parte del conocido como clan de los morones, cuya cabeza visible es el presidente de la asociación Sociedad Gitana, Sinaí Giménez. Entre otros delitos, se investigan amenazas, coacciones a otros vendedores, fraude a la Seguridad Social o tráfico de drogas.
Sinaí Giménez, sus hermanos Juan Paulo, Saúl y Marino, y su padre, Olegario Giménez, fueron detenidos en el marco de esas investigaciones y permanecen en prisión desde el pasado mes de abril. n