VIGO

Los maquinistas lamentan que se les culpe otra vez por el accidente de Porriño

El Sindicato Español de Maquinistas y Ayudantes Ferroviarios (Semaf) ha lamentado que el informe de la Comisión de Investigación de Accidentes Ferroviarios (CIAF) vuelva a poner el foco solo en el conductor del tren, en su investigación del siniestro del Tren Celta que descarriló en O Porriño  en septiembre de 2016.

Los maquinistas lamentan que se les culpe otra vez por el accidente de Porriño

En el suceso fallecieron cuatro personas y otras 47 resultaron heridas.
Así lo trasladó el secretario general del Semaf, Jesús García Fraile, en declaraciones a Europa Press, en las que señaló que, a falta de analizar en profundidad el informe de la CIAF, “otra vez” se vuelve a señalar a “un culpable”, en este caso el maquinista del convoy -que falleció en el accidente-. En su informe definitivo, la Comisión de Investigación apunta a una posible distracción   del maquinista, operario de Comboios de Portugal, como causa más verosímil del descarrilamiento del tren -que causó 4 muertos y casi medio centenar de heridos-, tal y como  concluía el informe preliminar que adelantó en su día Atlántico. A ese respecto, los técnicos apuntan que las condiciones de la vía eran buenas, y que no hubo problemas en la señalización ni en los frenos.
Jesús García  recordó que la finalidad de las investigaciones de accidentes ferroviarios debe ser, sobre todo, la toma de medidas para que no se vuelven a repetir, y “no únicamente buscar a un culpable, que es lo que se hace en este país”. “Lo de que haya un culpable es muy relativo, porque normalmente estos accidentes son resultado de una suma de causas”, incidió
A ese respecto, recordó que, en la línea donde se produjo el accidente de O Porriño, se habían hecho unos cambios de vía para hacer unas comprobaciones técnicas, por lo que el convoy no circulaba por la vía habitual. En ese sentido, aventuró que “pudo no haber una comunicación adecuada de ese hecho excepcional”, o incluso que esa comunicación no fuera eficaz por “problemas idiomáticos”.
De hecho, el informe definitivo de la Comisión de Investigación no es tan rotundo. Admite la imposibilidad de un resultado concluyente sobre por qué el maquinista incumplió las órdenes de las señales, y considera por tanto como opción más verosímil la distracción.
No obstante, no descarta otras circunstancias sobre las que emite una serie de recomendaciones como la actualización del Estudio de Seguridad, sus criterios y su registro de peligros a raíz del siniestro del Tren Celta.
En este sentido, el responsable del Semaf  calificó como “adecuadas” las recomendaciones que la CIAF recoge en su informe -la colocación de dispositivos de grabación en las cabinas del tren, la realización de los viajes con dos maquinistas, o la formación del personal ante posibles situaciones anómalas-, aunque precisó que hay que tener en cuenta “si se dan las condiciones técnicas y de personal” para poder implementarlas.n