Vigo

La Lotería Nacional deja en Vigo un “pellizco” de 1,5 millones

Vigo

vigo

La Lotería Nacional deja en Vigo un “pellizco” de 1,5 millones

La lotera Darina González, ayer, junto al número premiado en el último sorteo de la Lotería Nacional.
photo_cameraLa lotera Darina González, ayer, junto al número premiado en el último sorteo de la Lotería Nacional.
El premio tocó en la administración de la calle Manolo Martínez, un mes después de la Bonoloto
En la Administración de Loterías número 3 de Vigo, situada en la calle Manolo Martínez, los premios no dejan de llegar. El primer premio del sorteo del jueves de la Lotería Nacional, con una dotación por billete de 300.000 euros, recayó sobre el número 43.915, vendido en esta administración viguesa. “Estamos contentísimos”, reconoce Darina González, lotera con más de tres décadas de experiencia y responsable de la venta de los 50 décimos premiados. “La mayoría de los premiados son personas que llevan mucho tiempo abonadas a este número, algunos incluso desde que empezó a hacerse el sorteo los jueves”, recuerda Darina, quien señala entre risas que desde que se conoció la noticia “ya se pasaron varios para preguntarme cuánto van a cobrar por el décimo en cuanto lleguen al banco”. Cada uno de los beneficiados recibirá 30.000 euros de premio, de los cuales un 10 por ciento se los queda la Agencia Tributaria. La mayoría de ellos son clientes habituales y personas muy conocidas por la lotera, a excepción de una pareja madrileña: “Vendrían a Vigo por alguna razón durante el verano y vinieron a comprar un billete de la Lotería de Navidad. Aprovecharon y se llevaron un décimo del sorteo de este jueves. Al final nunca se sabe cuándo o dónde te puede tocar una suerte como esta”. 
Esta “modesta administración” como la califica su propietaria, repartió este jueves su segundo gran premio del año: hace apenas un mes cayeron 624.000 euros del sorteo de la Bonoloto. “La verdad es que siendo una administración tan pequeña y que no está ubicada en un sitio muy amplio y visitado, nos tocan bastantes premios. Estamos en una calle muy pequeña entre la Avenida de Florida y la Avenida de Fragoso, pero nos acompaña la fortuna”, reconoce la lotera, poco amiga de considerar que ella trae la suerte a sus clientes. “Sin compradores, nosotros no repartiríamos nada. Hoy en día parece que se dice mucho eso de que en tal administración toca siempre, pero quienes traen la suerte consigo son los que juegan. Nosotros somos simples intermediarios, pero eso no te quita la satisfacción de que con tu trabajo acabas de ayudar un poco a la gente”, admite Darina. 
El próximo sueño de esta lotera, que ha repartido un total de seis significativos premios en los últimos cinco años, es ‘‘el que tiene todo vendedor de lotería: vender el Gordo”. Darina cuenta que “todavía no me estrené en ese sorteo” aunque espera que pronto lleguen clientes con suerte a los que le toque “un buen pellizco y yo pueda retirarme algún día satisfecha habiendo vendido un buen premio de la Lotería de Navidad”. 

Comentarios