VIGO

El juzgado de guardia, en situación crítica

La huelga y la falta de medios ralentizan el trabajo de este órgano, que funciona con servicios mínimos

El paro vuelve a dejar  con escasa a actividad los juzgados en su jornada número 12.
El paro vuelve a dejar con escasa a actividad los juzgados en su jornada número 12.
El juzgado de guardia, en situación crítica

 La segunda semana de huelga indefinida por parte de los funcionarios judiciales está pasando factura al juzgado de guardia, que trabaja con servicios mínimos. 
Dichos servicios atienden detenidos, diligencias urgentes o con plazo, como el caso de los ‘apud acta’  (solicitud de poder para la representación de un procurador)  que sólo se tramitan en el caso del que mencionado plazo se agote. 
En cambio, el juzgado no registra, no realiza inhibiciones y deriva todas las denuncias a la Comisaría de Policía. Respecto a los atestados y documentación de Lexnet si bien no se tramitan, los funcionarios de los servicios mínimos los están trasladando a una carpeta para evitar que puedan perderse.
A esta situación se le suma la falta de medios. Según los propios funcionarios, ninguno de los ordenadores que fueron renovados cuenta con lector de DVDs lo que impide visionar cualquier registro de cámaras, en casos de por ejemplo de robos.
El paro también deja en una situación delicada a este juzgado, informó el personal.
Ayer, se  cumplieron 12 días de huelga en un momento en que las negociaciones se encuentran rotas.  Desde el comité de huelga se confirmó que por el momento no se había recibido convocatoria alguna para retomar las conversaciones después de que esta semana se interrumpieran al solicitar los sindicatos un nuevo interlocutor como  condición para volver a la mesa de negociación.
Hoy continuarán los actos de movilización.