Vigo

Los interrogatorios ‘acorralan’ a testigos del caso Déborah

Vigo

vigo

Los interrogatorios ‘acorralan’ a testigos del caso Déborah

Los abogados de la familia de Déborah, ayer, ante los juzgados de Tui, para la nueva sesión de declaraciones.
photo_camera Los abogados de la familia de Déborah, ayer, ante los juzgados de Tui, para la nueva sesión de declaraciones.
La jornada de declaraciones en el juzgado  se centró en tratar de aclarar contradicciones 
  La intensidad de la investigación judicial por la desaparición y muerte de Déborah Fernández aumenta. Ayer, volvían a declarar ante el Juzgado de Instrucción 2 de Tui dos de los 15 testigos que ya fueron interrogados en sala. Fueron citados de nuevo con el objetivo de aclarar las distintas versiones aportadas sobre un mismo hecho.
La de ayer no fue una jornada más de declaraciones. Tanto los abogados de la familia como la Fiscalía se mostraron dispuestos a no pasar por alto ninguna contradicción detectada en los distintos testimonios, tratando de discernir si dichas versiones no coincidentes se deben al excesivo paso del tiempo, 18 años, o  por el contrario si se esconde en ellas algún tipo de intencionalidad.
Se trata de un paso de gigante en la instrucción, donde hasta ahora  parecía imponerse la cantidad frente a la calidad de los testimonios aportados. Sin embargo, el objetivo de no pasar por alto ningún detalle que pudiera ser clave en las horas posteriores a la desaparición de Déborah puso contra las cuerdas a los testigos, obligados a decir la verdad.
El juzgado deberá decidir ahora sobre nuevas diligencias a llevar a cabo, si bien está pendiente de la resolución de la Audiencia de Pontevedra que tendrá que decidir sobre los testigos clave a cuyo interrogatorio se opuso la Fiscalía.
Simultaneamente a las diligencias judiciales, continúa la investigación para aportar nuevas claves que se han ido descubriendo a través de los distintos testimonios  aportados.
La intención es lograr reconstruir los pasos desde aquel 30 de abril de 2002 Déborah Fernández saliera de su casa para ir a correr a Samil hasta el hallazgo de su cadáver diez días después a casi 40 kilómetros de casa.
Igualmente, se trabaja para descartar por completo la idea de una muerte súbita. La respuesta del Imelga sobre el estado del cadáver de la víctima y que aún está pendiente, será fundamental.

Más en Vigo
Comentarios