Vigo

La fuerte demanda deja sin gasolina a la primera estación con bajo precio

Vigo

Tiene que ampliar plantilla

La fuerte demanda deja sin gasolina a la primera estación con bajo precio

Nati Zurdo, la encargada de la gasolinera más barata de Vigo, con la afluencia constante de vehículos para repostar.
photo_cameraNati Zurdo, la encargada de la gasolinera más barata de Vigo, con la afluencia constante de vehículos para repostar.
Ampliará la plantilla para afrontar la carga de trabajo mientras otras firmas esperan permiso para abrir en Vigo

La apertura de una gasolinera de bajo precio en Vigo, con el gasóleo a un euro y la gasolina 98 a 1,3 euros, corrió como la pólvora entre los consumidores y en pocos días ya era ‘vox populi’. Los once empleados de la estación de servicio, en la carretera Camposancos, no dan abasto. Con todos los dispensadores ocupados y con vehículos en esperando el turno, el primer fin de semana se quedó sin suministro. Así, el sábado llegó un camión para repostar los tanques, pero no fue suficiente. “Decidimos cerrar el domingo a las 8 horas para poder abrir el lunes a las 7 horas, en nuestro horario normal y aguantar hasta que llegará más combustible”, afirmó Nati Zurdo, la encargada de la gasolinera, que ayer tuvo que volver a adelantar el pedido.

Zurdo reconoce que lleva casi una semana sin dormir: “Nos cogió por sorpresa, esperábamos una buena afluencia, pero no tan pronto”. Desde que abrieron las instalaciones hace una semana, los clientes no han dejado de llegar. Entre los consumidores, la diferencia de precio merece la pena, ya que tomando como referencia la tarifa media, supone un ahorro de cerca de 20 céntimos. Así, medio depósito, unos 35 litros de diésel, le supuso ayer a María Pereira 7 euros menos de lo que, afirma, pagó hace cinco días en otra gasolinera por la misma cantidad.
A media mañana había que esperar unos diez minutos para ser atendido. Sin embargo, a los usuarios no parecía importarles, ya que los empleados, aunque desbordados, intentaban mantener el nivel del atención al cliente. “Somos once y estamos sobrepasados, mañana (por hoy) comienza un trabajador más, al que se sumarán otros dos incorporaciones”, apuntó Zurdo, quien explicó que cómo se tuvieron que hacer casi sin tiempo al nuevo negocio y un sistema informático diferente.  “La mayoría (siete) ya estábamos empleados en el lavadero de coches”. Las cabinas de lavado aún se mantienen, aunque la actividad principal haya cambiado.
La creación de empleo diferencia a esta gasolinera de las que se autodenominan ‘low cost’ que basan sus beneficios en la ausencia de personal. Varias iniciativas de estas características están en trámites con el Concello para lograr los permisos de apertura. “En este caso las ganancias salen de la reducción del margen que se queda el propietario, por lo que la gasolinera es rentable si tiene este movimiento”, explicó la encargada, quien dejó claro que el combustible es igual que el del resto de las estaciones de servicio: “Hay comentarios que dicen que servimos gasolina y gasóleo de peor calidad, es falso; el nuestro viene del mismo sitio que el de los demás, de la refinería de Coruña a través de la CLH de Xestoso de Bembrive”, afirmó con los albaranes que lo demuestran en la mano.
El lavadero de coches abrió en 2006 y hace cuatro años cambió de propietario con el objetivo de abrir una gasolinera barata. “Fue un año muy duro, tanto en inversión como en trámites”, afirmó la encargada.
El horario es de 7 a 23 horas, aunque permanece abierta toda la noche en modo de autoservicio.

Rosa Marcial. Vigo.

AD 50

“Me enteré de que había esta gasolinera por internet, es la primera vez que vengo, quiero comprobar que merece la pena”

Sergio Dopazo. Baiona.

AD 49

“Aproveché que tenía que hacer unos recados para repostar, este coche consume mucho y me compensa”

Secundo Plaza. Vigo.

AD 48

“Lo compartieron en facebook y supone un ahorro importante porque cada mes gasto en combustible una media de 100 euros”

María Eugenia Ruiz. Vigo.

AD 47

“Trabajo en a guarda y en desplazamiento gasto mucho, no me supone un trastorno excesivo acercarme hasta aquí”

Más en Vigo
Comentarios