Atlántico

EL TITULAR DE LA DIÓCESIS DE TUI-VIGO ASEGURA QUE TODAVÍA HAY SEMANAS EN QUE REALIZA “DOS O TRES VECES” EL RITUAL ROMANO. ESPERA EL RELEVO PARA SEGUIR SÓLO DE PÁRROCO

El exorcista pide la jubilación

La Diócesis de Tui-Vigo tiene en 'nómina' un exorcista con más de 15 años de servicio que ha pedido el relevo para poder jubilarse. A Ignacio Domínguez, de 78 años muy bien llevados –aparenta diez menos como mínimo- y que también es párroco de Sabarís, no le gusta hablar del asunto y deja el caso en manos de la decisión del obispo, que por el momento no tiene ningún sustituto en cartera, según señaló un portavoz.
El exorcista pide la jubilación

No es fácil: para el cargo hace falta a un sacerdote que esté muy preparado desde el punto de vista teológico, con años de experiencia y templanza suficiente ante la magnitud del reto. En Madrid, el arzobispo acaba de preparar a ocho clérigos para desempeñar el puesto. En Tui-Vigo no haría falta más que uno, y aunque el todavía titular insiste en su discreción y en no querer hablar de su ocupación, reconoce que trabajo no le falta y que hay semanas en las que realiza hasta dos exorcismos.

No obstante, también desdramatiza su misión. Cree que buena parte –sino todos- de los supuestos poseídos por el Maligno no son sino enfermos mentales que en realidad necesitan tratamiento psiquiátrico, casos a menudo obvios. Y pese a ello, los atiende con 'profesionalidad'.

“La familia queda más tranquila”, asegura el párroco, quien así casi da por terminada la conversación: “No puedo hablar mucho de ese tema, llevo 15 años de exorcista y estoy a la espera de que llegue otro que pueda ocupar el puesto”, anotó.

Sobre su ocupación actual, resume Ignacio Domínguez: “A los que creen estar poseídos hay que tratarlos con cariño. Empleo el Ritual Romano –el libro obligatorio- que casi me sé de memoria, tanto el antiguo como el actual, traducido. El ritual se le lee y ya está. Hay veces en que he tenido que atender a dos o tres a la semana, incluso recientemente me ha pasado. Pero son temas muy delicados y no me gusta hablar de ello” concluye mientras pasea por el entorno de la hermosa iglesia de Sabarís, donde ejerce tras pasar los anteriores años en el santuario de Fátima, en el centro de Vigo. Además del padre Domínguez, designado por el anterior obispo, la Diócesis de Tui-Vigo cuenta con un segundo sacerdote autorizado para realizar el Ritual Romano.

Se trata del párroco de Figueiró, en Tomiño, José Luis Portela, quien incluso ha participado en el programa “Cuarto Milenio”, de Iker Jiménez, explicando sus combates con los ángeles caídos y empeñados en entrar en el cuerpo y alma de los mortales. Al contrario que el Padre Domínguez, el sacerdote Portela no tiene ninguna duda sobre las posesiones de seres infernales y relata episodios de gente humilde capaz de hablar repentinamente en otros idiomas -'don de lenguas'- o que desarrolla una fuerza increíble -'titanismo'- signos del mal. Se dice que hay lista de espera…. n