Atlántico

VIGO

Detenida la pareja de una mujer herida grave tras ser apuñalada

Pidió auxilio a los vecinos de Vázquez Varela y salió hasta la calle perdiendo sangre. El presunto autor del ataque machista intentó huir en moto.
El edificio donde ocurrieron los hechos, el 5 de Vázquez Varela. En el interior, marcas del suceso
El edificio donde ocurrieron los hechos, el 5 de Vázquez Varela. En el interior, marcas del suceso
Detenida la pareja de una mujer herida grave tras ser apuñalada

 La céntrica calle Vázquez Varela de Vigo amanecía ayer con el susto en el cuerpo, después de que los gritos de una mujer pidiendo auxilio movilizaran a los vecinos del entorno del número 5, muchos de ellos aún dormidos.
Aún no eran las ocho de la mañana cuando se desencadenaba un grave episodio de violencia de género. En una de las habitaciones habilitadas como piso en la quinta planta del edificio situado en el citado número una mujer, de 43 años,  era apuñalada en el abdomen con un cuchillo de cocina.

Mientras huía de su piso con la mano en la barriga iba pidiendo ayuda a gritos por las escaleras hasta salir del edificio y acabar en un banco junto al número 7, ya sin fuerzas debido a la cantidad de sangre que iba perdiendo.
Detrás de ella, salía su pareja sentimental, de 48 años, con una mochila y un casco, dispuesto a marcharse en la moto que estaba aparcada junto al portal. Un vecino del cuarto que escuchó a la mujer acudió en pijama rápidamente después de abrir la puerta de su casa y verla sangrando. Fue el que interceptó al compañero sentimental y lo retuvo, impidiéndole arrancar la moto hasta la llegada de la Policía, que ya había sido avisada.  De hecho, el 112 recibió una llamada de alerta de que había una persona en la calle herida de arma blanca.  
Ella sólo decía “fue él, fue él ” señalando a su novio, pero éste se defendía ante el testigo, asegurando que la lesión “se la había hecho ella ”. No hubo opción para él, en unos  minutos, varias dotaciones policiales llegaban al lugar, en el momento en el que el hombre seguía intentando arrancar la motocicleta. En la mochila, los agentes le intervinieron un cuchillo, con el que supuestamente habría cometido el ataque. De forma simultánea, una ambulancia del 061 atendía a la mujer y la trasladaba al hospital, grave pero fuera de peligro.