Vigo

El cierre atrapa a miles de conductores

Vigo

LUCHA CONTRA EL CORONAVIRUS

El cierre atrapa a miles de conductores

Retenciones kilométricas a la salida de Vigo por la avenida de Madrid momentos antes de las tres de la tarde, con el primer control policial.
photo_camera Retenciones kilométricas a la salida de Vigo por la avenida de Madrid momentos antes de las tres de la tarde, con el primer control policial.
Los controles de la Policía Nacional, Local y Guardia Civil  que se desplegaron en los principales accesos y las fronteras con el municipio colapsaron la ciudad minutos antes de las tres de la tarde
Media hora antes de las tres de la tarde, momento en el que se hacía efectivo el cierre perimetral de Vigo, efectivos de la Policía Nacional se desplegaban en la salida de la avenida de Madrid en el primero de una cadena de controles que atraparon a miles de conductores.
 El caos inicial fue tal, que las retenciones se extendían desde plaza de América por Gran Vía, el segundo cinturón y todo el entorno de la Estación de Autobuses. La Policía Nacional se vio obligada a levantar provisionalmente el control un cuarto de hora después para aliviar la circulación. La mayoría de los conductores alegaba en su marcha que salía de trabajar y se dirigía a su domicilio en Tui, Mos o Porriño o bien que no iba a abandonar el municipio sino que regresaba a su casa en  parroquias como Bembrive o Beade.
El dispositivo se prolongó durante toda la jornada. Junto a la Policía Nacional, también la Policía Local vigiló en tráfico en distintos puntos, así como la Guardia Civil, situada en zonas como la rotonda de Prado, en la PO-325, límite entre Vigo y Nigrán (en alerta roja por el número de contagios).
La salida a la autopista AP-9 por la calle Lepanto fue otro de los puntos estratégicos para vigilar la posible salida del municipio sin un motivo de necesidad, principalmente a Redondela o el Morrazo. Pero los agentes también se desplegaron más allá de los puntos visibles para tratar de localizar posibles “fugas”. La previsión era que hubiera un flujo importante de circulación entre los municipios del área coincidiendo con el fin de semana   de Todos los Santos, pero las medidas sanitarias adoptadas ayer truncaron el objetivo de visitar de forma escalonada los  camposantos más allá de la frontera viguesa.
Los agentes, en el primer día, informaron y advirtieron de lo que supone el cierre perimetral, un aviso que se transformará en sanción a partir de ahora en caso de infracción. Para evitarla, los conductores deben llevar a mano el DNI o documento que acredite el lugar de domicilio  así como los motivos por los que trata de salir o entrar en Vigo. Los controles se mantendrán  durante toda la semana, pero serán especialmente intensos hasta el lunes, y se desplegarán también por las distintas parroquias.

Más en Vigo
Comentarios