Atlántico

VIGO

Cientos de personas reclaman el rescate del Álvaro Cunqueiro

En la manfestación-romería-mitin participaron el alcalde vigués, la presidenta de la Diputación, los candidatos autonómicos de PSOE y En Marea y todos los sindicatos

El alcalde, Abel Caballero, y la presidenta de la Diputación hicieron todo el camino
El alcalde, Abel Caballero, y la presidenta de la Diputación hicieron todo el camino
Cientos de personas reclaman el rescate del Álvaro Cunqueiro

Cientos de personas (2.000 según fuentes municipales), entre ellos líderes de los partidos de la oposición y sindicatos, participaron ayer en una manifestación  para reclamar el rescate del hospital Álvaro Cunqueiro y el fin de las privatizaciones y recortes en sanidad. Convocada por la junta de personal del área sanitaria y la plataforma SOS Sanidade Pública, la jornada reivindicativa transcurrió en el entorno del Xeral: a las doce del mediodía con una manifestación por calles cercanas y las horas siguientes con una romería en la que no faltaron actuaciones musicales, hinchables, una carpa para comer, con pulpo y churrasco. 
En ocho años se celebraron en Vigo 17 manifestaciones de sanidad, según recordaba el presidente de la junta de personal, Ángel Cameselle, quien indicó que el de ayer era un acto “simbólico” que no pretendía competir con la multitudinaria protesta del año pasado. Sobre la encuesta de satisfacción de los pacientes, dijo que se debe al buen hacer de los trabajadores y añadió que si se preguntase por las listas de espera o el cierre de camas el resultado sería muy distinto.
Durante la marcha se escucharon lemas ya conocidos como “Feijóo, atende, a sanidade non se vende”, “é corrupción a privatización” y otros nuevos como “O Meixoeiro querémolo enteiro”. Un portavoz de los terapeutas, que reclaman participar en la Unidad de Lesionados Medulares (era la protesta dentro de la protesta), fue el encargado de leer el manifiesto y de reclamar al próximo Gobierno de la Xunta una auditoría de todas las privatizaciones y medidas para su reversión a la sanidad pública. Los candidatos a su vez repitieron sus promesas de rescate del Cunqueiro. El alcalde, Abel Caballero, que acudió con la presidenta de la Diputación, Carmela Silva, y varios concejales socialistas,  dijo que “esta batalla no se va a acabar hasta que el hospital sea público, con laboratorio central y con la población de referencia que tenía”. Luis Villares (En Marea) dijo que el PP “es el partido de las puertas  giratorias” y que “Feijóo es el candidato a conselleiro de Pemex” que  privatizó la sanidad provocando cierre de camas, precariedad laboral, deficiencias en un hospital nuevo, etc. El PP vigués emitió un comunicado para decir que la protesta fue “un fracaso”, que a la gente le gusta el nuevo hospital y criticó que se use como arma electoral.