Vigo

El centro perdió 10.000 vecinos y las parroquias ganaron 7.000 en 10 años

Vigo

VIGO

El centro perdió 10.000 vecinos y las parroquias ganaron 7.000 en 10 años

20150215165741019
photo_camera20150215165741019

Entre 2004 y 2014 ha cambiado de forma notable la distribución de la población dentro del municipio vigués

 El centro urbano, contabilizado a efectos estadísticos desde Teis hasta Bouzas y Coia, ha perdido casi 10.000 habitantes en los últimos diez años. Según los últimos datos municipales -que no coinciden con los que maneja el Estado a través del INE- el casco urbano ha pasado de tener en 2004 una población de casi 213.000 habitantes a bajar una década después hasta 203.200.  Se de la circunstancia de que 2004 fue el ejercicio en que se registraron más residentes en el cogollo central de la ciudad, que desde entonces ha ido perdiendo masa cada vez con mayor rapidez pese al desarrollo del polígono de Navia, el barrio que más ha crecido en Galicia en este siglo: de cero a 8.500 habitantes, aunque ha tocado techo mientras no se desarrollen nuevas fases. En cambio, el resto del municipio –parroquias tradicionales y áreas residenciales- ha tomado el camino inverso: pese a que Vigo ha perdido en este tiempo población, sobre todo en los dos últimos ejercicios y previsiblemente también será así a 1 de enero de 2015, el periurbano vigués ha ganado en ese período 2004-14 cerca de 7.000 vecinos, aunque con un reparto muy desigual. 

COMESAÑA
Las  cifras actualizadas que manejan los servicios estadísticos del ayuntamiento vigués llaman la atención sobre todo por el desarrollo de una zona en concreto: San Andrés de Comesaña. La parroquia ha pasado en este tiempo de tener censados 3.125 habitantes a llegar a 6.158, según el último padrón oficial a 1 de enero de 2014. Es decir, en una década ha multiplicado por dos su población mientras cae en otras partes. No ha habido ningún otro caso similar en todo el territorio local. ¿Cómo ha sido posible? La explicación se encuentra en que ha habido un cierto desarrollo urbanístico, con la promoción de zonas de chalés adosados y otras construcciones. San Andrés de Comesaña juega a favor con que está a medio camino entre ser parte del centro urbano –está justo en el límite- y de integrarse en las parroquias del rural, cercana a la costa, el área habitualmente más cotizado para el desarrollo residencial. n

Más en Vigo
Comentarios