Vigo

"Ahora se vende más pan de molde"

Vigo

DE GUARDIA EN VIGO

"Ahora se vende más pan de molde"

La panadería Viena, de Camelias, perdió muchos clientes al no poder coger el coche para desplazarse a comprar el pan.
photo_cameraLa panadería Viena, de Camelias, perdió muchos clientes al no poder coger el coche para desplazarse a comprar el pan.
El personal el sector de la panadería, en plena crisis del coronavirus, se ve abocado a comercializar su producto básico que venden a cuenta gotas en local, sin apenas distribución

 Las largas colas a las puertas de las panaderías están lejos de reflejar la situación que están pasando el sector. La crisis del coronavirus y el confinamiento obligado en los domicilios también está repercutiendo en un servicio considerado de primera necesidad.
Los grandes a nivel local como el obrador Barrio del Cura o El Trigal han tenido que cerrar las salas de café y los servicios de cátering, así como reducir la repostería para centrarse en el pan.
El cierre de restaurantes, cafeterías y hoteles también supone un bajón en la facturación.
Todo ello repercute en los trabajadores. Las plantillas de la mayoría de las panaderías han sido sometidas a un ERTE. “Mantenemos abiertos por responsabilidad con nuestros clientes”, apunta Delfín Marcelino Casal, gerente de Barrio del Cura, que bajó sus empleados de 25 a cinco. “Muchas familias que tienen segunda vivienda dejaron el piso antes del decreto de alarma y eso se nota sobre todo en despachos como el de Jenaro de la Fuente”, afirma Casal, quien en a nivel global calcula estar al 30%.
En la misma situación se encuentra El Trigal, que de los más de 30 quedan en servicio doce. Tuvieron que cerrar el despacho en la sede del Real Club Celta y solo mantienen la central en Balaídos, donde el movimiento se redujo a un 20% de lo normal: “Mantenemos la variedad de pan, pero nos limitamos a la venta diaria en local de pan y algo de comida para llevar”, afirma Aldara Durán.

MENOS PERSONAL
La situación es similar en las panaderías de menor tamaño referencia en barrios, como Viena, en Camelias, donde siguen cuatro trabajadores, dos atendiendo y dos en el obrador: “Vendemos el mismo tipo, pero mucha menos cantidad, al no poder desplazarse muchos clientes se quedan en sus zonas”, afirma Concepción Garrido.
Todos establecimientos redujeron el horario de atención al público, desde los que solo abren de mañana a los que a media tarde ya echan la reja. Las medidas de seguridad evitan que estén más de dos personas en el local por lo que es habitual ver colas a las puertas de las panaderías, pero tal y como explicaron sus responsables, esto no es reflejo de importantes ingresos.

Casal: “Nos repercute el cierre de los restaurantes"

AD51

 Delfín Marcelino Casal, gerente de las panaderías Barrio del Cura, aprecia un cambio de hábitos entre sus clientes: “Ahora se vende más pan de molde. Dura más fresco y es más cómodo para las comidas de los niños". Por lo demás adaptaron su producción a las nuevas necesidades, por lo que se centraron en el pan básico. “Nosotros estamos muy vinculados a la restauración y su cierre nos repercute mucho, ahora nos concentramos en la actividad del obrador, aunque hay ventas, éstas son a cuentagotas". Sus trabajadores atienden al público sin mascarilla, aunque protegidos tras una mampara de metacrilato y utilizan con regularidad el gel desinfectante para lavarse  las manos.

Durán: “Proponemos al cliente que congele”

AD7

Conscientes de la importancia de concienciar en El Trigal aconsejan comprar en cantidad y les proponen congelar. “No es como tomar pan fresco, pero si se congela fresco y frío mantiene su calidad”, aseguró Aldara Durán, de El Trigal, quien  les explica que es mejor que eviten bajar todos los días por seguridad: “En estos momentos hay otras prioridades como la salud y todos tenemos que colaborar”. 
En la sede central de El Trigal, como medida de prevención colocaron una mampara de metacrilato, además de atender con mascarillas y guantes: “Ya nos habituamos como algo normal  a lavarnos las manos con gel desinfectante entre cada cliente que atendemos”.

Más en Vigo
Comentarios