Vigo

4.000 años de historia al aire libre

Vigo

vigo

4.000 años de historia al aire libre

ROMA EN LA ZONA DE PLAYAS
photo_cameraROMA EN LA ZONA DE PLAYAS
El término municipal de Vigo acoge yacimientos arqueológicos visibles y de libre acceso desde la Edad del Bronce hasta la actualidad que se reparten por las parroquias y el centro urbano

El turismo de cercanía parece la opción más viable en este verano de coronavirus. En el propio término municipal de Vigo se encuentran distintas propuestas para visitar a cielo abierto el patrimonio histórico. En algunos casos están musealizados y en otros simplemente excavados pero a través de seis referencias se puede hacer un recorrido por 4.000 años de historia en este territorio.

La primera parada es Candeán para recorrer la Ruta das Mamoas. Excavada y preparada hace quince años, no se ha vuelto a potenciar.Comienza a la altura de los campos del Celta y trascurre a lo largo de tres kilómetros hasta O Vixiador. El entorno es atractivo sobre todo en verano, aunque el estado de conservación del yacimiento de la Edad del Bronce, entre el 2.500 y 1.700a.C, no es bueno.

Siguiendo en la prehistoria, en Coruxo se localizan el mayor número de petroglifos de Vigo. Concretamente en Fragoselo hay 21, destacando la Pedra Mamoa. En el blog ‘Patrimonio de Vigo’, de Xose Couñago, recoge un itinerario con su ubicación. En grabados rupestres, datados 1.800 a 1.000 a.C, también destaca a Pedra da Laxe, recientemente musealizada en Sárdoma y el de Millaradas, en Matamá, cerca de la circunvalación por ser la única representación prehistórica de un ciervo en Vigo.

El mundo celta también dejó su legado. El Concello tiene documentados 27 castros, aunque solo dos son visitables: el del propio monte de O Castro, con horario de entrada y el de Punta Muíño do Vento, accesible desde el exterior del Museo do Mar, en Alcabre. Son asentamientos que comienzan en la Edad del Hierro y se prolongan en algunos casos hasta la romanización, del siglo II a.C. al IV d.C.

La huella que los romanos dejaron en la franja costera aún se está estudiando con los últimos hallazgos. Sin embargo ya es posible un acercamiento al modo de vida de los primeros siglos de la era actual a través de Mirambell, una villa situada en O Vao. La excavación está apoyada por un centro de interpretación. Otro yacimiento musealizado, aunque éste de interior, son las salinas de Rosalía de Castro, donde muestras el método extractivo.
La Edad Media es la asignatura pendiente de la historiografía viguesa. Además de las tres iglesias románicas (Coruxo, Castrelos y Bembrive), hay dos inmuebles civiles de esta época (Casa Arines, en el Casco Vello y la Casa do Patín, en Bouzas). En lo que se refiere a yacimientos hay que dar un salto hasta el siglo XVII, al que pertenece la primera referencia de la Mina de Neptuno, recuperada en las escaleras Segunda República. Es un tramo de galerías que llevaba el agua desde el manantial de O Castro hasta la fuente del mismo nombre en la actual Porta do Sol. Cuando se abrió Elduayen se desmontó y la escultura principal se trasladó a los jardines de Castrelos. Es la representación humana no religiosa más antigua de la ciudad.
A pocos metros de la Mina de Neptuno se encuentra la salida de uno de los túneles que recorren el subsuelo vigués, otro de los misterios por investigar.
La última parada es en Navia vello, en el alto del Castro do Outeiro. Allí se encuentra el único molino de viento que se conserva en Vigo. Según la Asociación Galega de Patrimonio Buxa, se construyó en el siglo XIX y se abandonó a mediados del XX. Se encuentra en una finca privada, sobre un castro sin excavar y en estado ruinoso. Desde lo alto se ve la desembocadura del Lagares y Samil. Es una construcción curiosa que aporta información sobre la economía de hace doscientos años, pero que no está catalogado con bien de interés a conservar y proteger.

PETROGLIFOS EN FRAGOSELO

1

Fragoselo, con 21 petroglifos catalogados, concentran el mayor número de grabados rupestres de la zona.

MÁMOAS EN CANDEÁN

2

La ruta das Mámoas en Candeán son tres kilómetros con túmulos y dólmenes que acaba en O Vixiador.

ROMA EN LA ZONA DE PLAYAS

3

Junto a O Vao se sitúa Mirambell, una villa romana musealizada que completa la información de la época con Salinae.

DOS CASTROS VISITABLES

4

El castro de Punta Muíño do Vento, en Alcabre, es junto al del centro, los únicos visitables de los 27 poblados castrexos en Vigo.

EL VIGO SUBTERRANÁEO

5

La Mina de Neptuno abastecían de agua Vigo desde el siglo XVII y son parte de las galerías que esconde el subsuelo.

ÚNICO MOLINO DE VIENTO

6

Navia vello custodia los restos del único molino de viento que se conserva en Vigo y que data del siglo XIX.

Comentarios