Atlántico

CRISIS EN ATENCIÓN PRIMARIA

“Los 10 minutos generarían una lista de espera de tres meses”

El gerente del área viguesa afirma que Galicia lidera la búsqueda de soluciones en España

Los profesionales que estaban de servicios mínimos se concentraron en los centros de salud.
Los profesionales que estaban de servicios mínimos se concentraron en los centros de salud.
“Los 10 minutos generarían una lista de espera de tres meses”

El gerente del área sanitaria de Vigo, Félix Rubial, afirmó ayer que si se llevase a cabo la propuesta de conceder 10 minutos a cada paciente se generaría una lista de espera de tres meses y medio para conseguir cita en el centro de salud, con los datos de las consultas registradas el año pasado en el área de Vigo. “Es inasumible, supondría el colapso de Primaria, que dejaría de ser accesible”. En su opinión, la solución pasa por priorizar los pacientes que acceden y ordenar las agendas. Sobre la propuesta de limitar el número de consultas diarias, señala  que el límite viene dado por el cupo de pacientes, que en Galicia es de 100 tarjetas menos que la media estatal y 200 menos de lo que recomienda el Ministerio.“Hay pacientes que necesitan 10, 15 o 20 minutos y otros solo 2. Es una medida de la que se habla desde principios de siglo pero nadie la aplica por su impacto irreversible en la accesibilidad”. Recordó que Primaria es el servicio sanitario mejor valorado y que según una encuesta los pacientes ven adecuado el tiempo de atención. Sobre el cupo, de 1.338 cartillas de media, reconoce que hay médicos con 800 pacientes y otros con 1.600, y que en los casos en los que superan las 1.500 habría que reducirlas y estudiar si se necesitan más plazas tal como recoge el Plan Galego de Atención Primaria. Insistió en que la situación de “paro cero” en Medicina de Familia y Pediatría que impide realizar sustituciones de los facultativos que faltan no se resuelve de un día para otro y que Galicia lidera la búsqueda de soluciones en España, mientras que algún colectivo no quiere “buscar soluciones ni dialogar, sino que están instalados en el conflicto”. Además, citó las medidas que se están aplicando en Galicia (oferta de plazas, inversiones, nuevos MIR, el contrato de continuidad o la ampliación de la edad de jubilación) y las específicas de Vigo, como la construcción de media docena de centros de salud en el área,  la compra de equipamiento, el acceso a pruebas como TAC, resonancias o endoscopias digestivas, el contacto telefónico directo con  todas las especialidades, la recuperación de la consulta presencial, el triaje o la recuperación del diálogo en reuniones de coordinación entre Primaria y los especialistas del hospital. Por ello opinó que la huelga no estaba justificada.