Sociedad

La CE investiga a Amazon y Ebay por prácticas ilegales

Sociedad

Sociedad

La CE investiga a Amazon y Ebay por prácticas ilegales

Las esferas principales de la sede de Amazon en Seattle.
photo_cameraLas esferas principales de la sede de Amazon en Seattle.
La Comisión Europea acusa a las multinacionales de falta de control en la fiabilidad de sus productos 

nnn La Comisión Europea (CE) contempla prohibiciones de ciertas prácticas e incluso sanciones para proteger a los usuarios de abusos de plataformas como pueden ser Amazon o eBay, que suelen actuar como reguladores del acceso a contenidos y pueden suponer una amenaza para el mercado interior. Dado el uso intensivo de internet durante el confinamiento, los problemas relacionados con el incremento de la desinformación o la venta de productos no seguros aumentó considerablemente. Ya en febrero, seis organizaciones de la asociación europea de consumidores (BEUC), entre ellas la española OCU, hallaron que el 66% de hasta 250 productos comprados en mercados en línea como Amazon, AliExpress o eBay no cumplían los requisitos de seguridad de la Unión Europea y podían provocar electrocución, asfixia o prenderse fuego. 
Con el coronavirus la digitalización creció exponencialmente, por lo que consideran "más necesario que nunca" revisar la directiva de comercio electrónico, que data de 2000 y supone el marco normativo por excelencia para los servicios informáticos. Para renovar el marco legal, la CE ya impulsó consultas públicas cuyos resultados tendrá en cuenta para la propuesta legislativa que espera presentar antes del final del año. Estará basada en dos pilares: seguir profundizando el mercado único digital protegiendo a los usuarios y examinar la regulación de las llamadas "plataformas estructurantes", como motores de búsqueda o redes sociales, intermediarios entre vendedores y compradores o proveedores de servicios y contenidos, y que suelen regular el acceso a contenidos generados por usuarios. 

cooperación entre países
"Uno de los principales problemas es que estas plataformas no se consideran responsables de la seguridad de los productos que venden y, por ende, no parecen controlar suficientemente la fiabilidad de los vendedores por adelantado", indica el responsable de Comunicación de BEUC. Igualmente, las asociaciones de consumidores constataron que la "falta de controles eficaces" por parte de empresas como Facebook o Google permite que estafadores puedan crear y publicar anuncios falsos para difundir información errónea en cuestión de horas.
No obstante, en la nueva legislación se pretende reforzar la seguridad de los usuarios pero no se tocará la "responsabilidad limitada" que tienen las plataformas. Por ejemplo, se podrá ofrecer una notificación de alerta o una aclaración sobre contenidos potencialmente ilegales pero no podrán ser retirados porque no se considera a la plataforma responsable de los mismos. A modo de contrarrestar esta decisión, se mantendrá el "principio del país de control de origen"como pilar básico de la directiva de comercio electrónico, que implica que las plataformas establecidas en un Estado miembro que cumplan con las leyes de ese país pueden ofrecer sus servicios en toda la UE.
También se prevé reforzar la cooperación entre países, pues se espera que los países con una fiscalidad que atrae a las grandes tecnológicas, "asuman más responsabilidad en su territorio para proteger al resto de europeos". Por ejemplo, que Irlanda ponga más medios para asegurarse de que Facebook cumple en todos los países con las normas irlandesas".
En los mercados dominados por este tipo de empresas, principalmente estadounidenses y, cada vez más, chinas, señalan que se observan "tendencias poco positivas" como la de "poner en contacto a pymes y consumidores. Al hacer eso, se pueden beneficiar de externalidades que surgen de esa intermediación para meterse en otros segmentos de mercado o reforzar su posición", explican. En concreto, al recabar datos de los usuarios dificultan que nuevos competidores entren en el mercado o se mantengan en él y no acaben siendo expulsados.
Asimismo, recalcan que un primer paso será consensuar la definición de "plataformas estructurantes" y que desde las instituciones europeas son conscientes de que muchas grandes empresas ven esta legislación en ciernes con "preocupación" pero recalcan la idea de que el objetivo "no es acabar con la innovación" sino que "trabajar juntos para diseñar las herramientas adecuadas de gobernanza y comportamiento". Palabras del propio comisario europeo de Mercado Interior, Thierry Breton hacia el consejero delegado y fundador de Facebook, Mark Zuckerberg. n 

Comentarios