Mundo

Evacuado el misionero en Camerún por las amenazas

Mundo

LUIS CACHALDORA

Evacuado el misionero en Camerún por las amenazas

Misionero
photo_cameraMisionero

La posibilidad de un ataque de Boko Haram el domingo obligó a ello

El misionero ourensano natural del barrio de A Ponte, Luis Cachaldora Gago, se ha visto obligado finalmente por las autoridades eclesiásticas y por los militares cameruneses a abandonar la misión que, junto con su compañero de la Congregación del Espíritu Santo, Juan Antonio Ayanz, está atendiendo en el norte del país africano. En su perfil de Facebook, con fecha de ayer, Luis Cachaldora explicaba que "han raptado niñas en Nigeria para darlas como mercancía sexual y ahora pretenden hacerlo con las chicas camerunesas; entran en los colegios, matan al profesor y se las llevan".

Los acontecimientos parece que se precipitaron en la jornada del domingo. "Por la mañana, mientras me acercaba a la misión, la policía francesa me advirtió que no lo hiciera, pero seguí adelante", relata Cachaldora Gago, que añade que "también la policía camerunesa me aseguró que se corría peligro".

Finalmente, consiguió llegar a la misión y atender a los niños y habitantes de esta zona del norte de Camerún, que linda con Nigeria, donde desarrolla su actividad terrorista el grupo islamista Boko Haram, que se ha mostrado especialmente radical en sus acciones durante las últimas semanas, incluyendo el secuestro de más de 200 niñas, de las que todavía se desconoce el paradero.

Puestos ayer en contacto con el misionero natural de A Ponte, explicó que "en la tarde del domingo, gente de la zona advirtió a la policía que un grupo de terroristas estaba preparándose para atacar la misión, así que las autoridades camerunesas nos obligaron a abandonarla, aunque estamos dispuestos a volver, porque por lo menos dos o tres días a la semana tenemos que ir para atenderla".

En este momento, tanto él como el misionero vasco de los espiritanos están evacuados en la ciudad de Maroua, a 38 kilómetros de la misión, y en un sitio que no parece menos peligroso. De hecho, según señala Cachaldora Gago, "los terrorista están también aquí", e incluso ya han tenido algún percance con ellos: "Ayer tarde pretendieron agredir a mi compañero", asegura en las redes sociales, donde también señala que "gracias a la gente, descubrieron a cinco de ellos a 200 metros de donde vivimos, limpiando los rifles y preparando munición. ¡Que Dios nos proteja!".

Los religiosos están siendo escoltados permanentemente por miembros del ejército y la policía camerunesa. De hecho, al finalizar la conversación, Luis Cachaldora señalaba que "ahora voy al Obispado y tengo que ir acompañado por gente con rifles, porque los Boko Haram tienen también aquí grupos armados, hasta el punto que el gobernador ha ordenado el toque de queda".

Comentarios