Galicia

Más de 30 muertos y 1.600 infectados en Galicia tras 20 días de pandemia

Galicia

Más de 30 muertos y 1.600 infectados en Galicia tras 20 días de pandemia

Trabajadores del GES de Palas de Rei, desinfectando las calles de la localidad lucense.
photo_cameraTrabajadores del GES de Palas de Rei, desinfectando las calles de la localidad lucense.
La mayor parte de los infectados por coronavirus, alrededor de 1.100 actualmente, permanecen aislados en sus domicilios

nnn  Al menos 33 personas han muerto y más de 1.600 permanecen infectadas en una veintena de días desde la confirmación del primer caso en Galicia de infección por la pandemia de coronavirus, cuya propagación continúa expandiéndose en España y otros países. Cada cuatro días se multiplica aproximadamente por tres el número tanto de muertos como de infectados en Galicia, según los datos de la Xunta.
La mayor parte de los infectados, alrededor de 1.100 actualmente, permanecen aislados en sus domicilios, mientras que más de 400 están ingresados en hospitales y casi 70 más en centros de observación UCI en estado grave. Los fallecidos hasta el momento tienen una media de edad de 80 años, y a excepción de uno de 45, los demás tenían entre 61 y 93 años, con ocho nonagenarios, diez octogenarios, nueve septuagenarios y tres sexagenarios, todos ellos aquejados de múltiples patologías.
Galicia cuenta con una población comparativamente más envejecida que la media de España y más vulnerable a contraer la infección del COVID-19, lo que genera aún mayor preocupación entre las familias. Desde el primer caso confirmado de infección de coronavirus el pasado 4 de marzo, el de un hombre procedente de Madrid, la curva de personas afectadas se ha sido multiplicando especialmente en las áreas de Vigo y A Coruña, donde hay ahora al menos cuatrocientos casos detectados en cada ciudad.

casos no declarados
Algunos virólogos calculan, sin embargo, que podría haber hasta diez casos más no declarados por cada uno detectado y un sinfín de personas portadoras sin los síntomas aparentes, tales como fiebre, tos seca, dificultades respiratorias y dolor muscular general. La pandemia mantiene al personal hospitalario en alerta tanto por la falta de material de protección individual de médicos, enfermeras y equipos asistenciales, como de ventiladores mecánicos, y el temor a un incremento en los próximos días susceptible de llevar a la saturación y el colapso.
La crisis originada por el coronavirus también ha llevado a casi 18.000 empresas gallegas a presentar un ERTE, un procedimiento para suspender de forma temporal contratos a trabajadores o reducir su jornada laboral por la pandemia, que afecta de momento a cerca de 100.000 empleados, aunque la cifra podría aumentar en los próximos días.
El consejero delegado de la multinacional automovilística francesa PSA, Carlos Tavares, que dispone de una planta en Vigo y que es una de las empresas generadoras de mayor empleo en Galicia, advirtió ayer de que la firma "no puede resistir mucho tiempo con una ausencia casi completa de ingresos".
Varias empresas del sector naval que se encontraban en los últimos meses con dificultades financieras y económicas, podrían resultar además tremendamente perjudicadas de las previsiones más pesimistas sobre una posible recesión del crecimiento. Un estudio de la escuela de negocios IFFE Business School de Vigo pronostica que Galicia registrará una pérdida de 160.200 empleos hasta mediados de junio a consecuencia de la crisis generada por la alarma sanitaria del coronavirus. Según sus cálculos, la tasa de desempleo alcanzará al 16% de la población activa a mediados de este año, frente el 11,70% a principios de 2020.
El coronavirus que está todavía en fase de propagación ha generado, sin embargo, un impulso al teletrabajo y la educación a distancia, así como otras oportunidades de desarrollo aprovechando las inversiones de los últimos años en infraestructuras de telecomunicaciones, además de una ola de solidaridad entre la población sin precedentes. 

Sanidade sitúa el pico de infectados para el fin de semana o "podría ir un poco más allá"

La Consellería de Sanidade estima para este fin de semana el pico del número de nuevos casos de infectados en Galicia y que la curva empiece a bajar entre el sábado y el miércoles, en función de la evolución de los próximos días, por lo que podría demorarse unas jornadas más. Así lo dijo el subdirector xeral de Información sobre Saúde e Epidemioloxía de la Consellería de Sanidade, Xurxo Hervada, quien matizó, no obstante, que se trata de uno de los "posibles escenarios", porque el pico se puede retrasar, en función de la evolución, ya que los contagios de estos días se manifiestan en entre "tres y seis" jornadas.
Hervada explicó que resulta "muy difícil" determinar, "aún mirando lo que sucedió en otros lados como China", cuándo en concreto tendrá lugar el pico, por lo que ha puntualizado que uno de los escenarios que manejan lo estima para este fin de semana, pero "podría ir un poco más allá" en el tiempo. Por ello, incidió en que "ahora hay que extremar" las medidas de higiene para "esa bajada de casos esperada" para la próxima semana y mantener el aislamiento social porque estos días "son los de máxima transmisión".
Para la detección de casos ajustada a la realidad, Hervada ha hecho hincapié en la necesidad de contar con test disponibles para realizar a la población, cuya "capacidad de respuesta" depende del Ministerio de Sanidad, ha concretado. "No sabemos si dentro de tres días tendremos suministro al mismo ritmo y eso condiciona los datos", destacó. En relación al tipo de transmisión actual en la Comunidad gallega, este experto ha destacado que "es autóctona", con algunos casos importados aún, y se "está iniciando la fase de generalizada". n

Más en Galicia
Comentarios