Atlántico

Feijóo no perdonará "un euro" de la deuda de los 700 millones

El presidente gallego dice que Sánchez ha convertido al Gobierno en el "principal moroso de España"
Núñez Feijóo, momentos antes de iniciar la rueda de prensa posterior a la reunión del Consello.
Núñez Feijóo, momentos antes de iniciar la rueda de prensa posterior a la reunión del Consello.
Feijóo no perdonará "un euro" de la deuda de los 700 millones

nnn  El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, lamentó ayer las "excusas y contradicciones" que han llevado a su homólogo estatal, el socialista Pedro Sánchez, a convertir el Gobierno en el "principal moroso de España" y le advirtió de que Galicia "ni de broma aceptará condonar ni un solo euro de la deuda" de 700 millones que reclama al Ejecutivo estatal. Así se pronunció un día después de que Sánchez, en un mitin en Valencia, asegurase que el Gobierno cumplirá con las comunidades y actualizará las entregas a cuenta antes de la cita electoral del 10 de noviembre. Feijóo censuró que este tipo de cuestiones se aborden en un acto electoral y lo ve "grave", pero, en todo caso, incidió en que la prioridad es que se "pague" la "totalidad" de lo que se debe a Galicia.
"Me da igual que sea presidente en funciones o secretario general del PSOE, pero que pague", reclamó, crítico con lo que considera "una manifestación genérica" realizada en un mitin y que contradice lo que Sánchez defendió "durante meses" como presidente en funciones, al decir que era "imposible" facilitar los recursos a las comunidades porque "no era legal".
Tras censurar el "uso y ocupación" de las instituciones que atribuye al PSOE, advirtió de que, cuando el Gobierno es "el principal moroso de España", no se puede pedir a las empresas y al resto de españoles que ingresen sus tributos, que las firmas paguen a sus proveedores y que los trabajadores puedan cobrar a fin de mes.

anuncios electoralistas
Y aunque el hecho de que Sánchez haga este tipo de anuncios en un acto electoral "lo juzgarán los ciudadanos", según Feijóo, "la realidad" es que en las arcas de la comunidad no entró ni "un euro" y que la Xunta no está dispuesta a renunciar a parte de la deuda. "Galicia no pasará ni de broma por condonar un solo euro de la deuda real que tiene el Gobierno", dijo.
"La posición de Galicia no se va a alterar ni un ápice", sentenció  Feijóo, quien, a renglón seguido, preguntado acerca de qué medidas tomará la Xunta si el Gobierno no deriva a la comunidad los 700 millones que exige, rechazó dar por hecho de forma anticipada que "va a dejar un pufo". A su modo de ver, la Xunta ya contribuyó proponiendo medidas para solucionar el problema y el procedimiento "es bien sencillo". "Planteamos un real proyecto ley en el Congreso, esperaron a la disolución de las Cortes y ahora se va a convalidar en una diputación permanente. ¿Por qué nos toman tanto el pelo?", se preguntó.
A renglón seguido, añadió que lo que "todos esperan" es que el decreto, que se convierte en ley una vez convalidado, sirva para pagar las entregas a cuenta, pero no solo eso, sino también para "ajustar la liquidación del IVA". Finamente, Feijóo advirtió que quien "asesoró" a Sánchez para "crear este clima de tensión innecesario y boicotear el funcionamiento de todos los servicios públicos de España se equivoca".
"Es su última oportunidad de acertar y rectificar en su totalidad. Si vuelve a cometer el error de bloquear una parte de la deuda, la equivocación no solo será intencionada, sino malintencionada", zanjó. n